Sobre TDAH, su diagnóstico y la necesidad de actuación responsable.

En muchas ocasiones al encontrarse frente a un diagnóstico de TDAH, suele nacer popularmente la creencia que es una “dolencia temporal” que con el crecimiento del niño, irán atenuándose hasta desaparecer.

Esto suele retrasar las actuaciones necesarias, y entonces el niño que pasa a joven y luego a adulto, no tiene otro resultado que el agravamiento de ciertas características psíquicas, y así vuelve a hacerse un diagnóstico que ya resulta tardío, y con un cuadro general aumentado y desde ya negativo.

Así, se traten de cualquiera de los síntomas básicos del TDAH, como ser: El déficit de Atención, la impulsividad y/o la hiperactividad, se va demostrando que sus sintomatología se mantiene en el tiempo, principalmente en el Déficit de Atención. Pero en promedio un 45 a 50% de los niños con TDAH, mantienen sus síntomas durante la adolescencia, y pueden persistir en la edad adulta en más de mitad de los adolescentes afectados.

Ante esto, y a pesar de sus capacidades intelectuales, las personas con TDAH, suelen sufrir más accidentes, en la vía pública, en lo laboral y hasta en los momentos de descanso, también acarrean dificultades académicas que los llevan a expulsiones, repeticiones de cursos y hasta el abandono del estudio. Todo esto en su conjunto va compilando una calidad de vida de bajas expectativas personales.

Desde ya que si los niños o jóvenes no son diagnosticados y ayudados en su tiempo y forma, sufren también una serie de acosos, siendo rechazados por sus compañeros, por peculiaridades que no comprenden, y sus comportamientos que pueden ser disruptivos e impulsivos, cayendo en la agresión; o por el “vivir en las nubes”. Así pueden hablar y moverse mucho, interrumpiendo labores de clase o a sus compañeros, y no suelen respetar reglas en forma fácil, así se van minando también las relaciones socio-afectivas, y terminan por convertirse en seres humanos aislados, con escasas amistades, o incluso eligiendo a los pares problemáticos como tales.

Mas también se vuelven más vulnerables, pueden ser atraídos por drogas y alcohol, buscando sensaciones placenteras, alejamientos de realidades, o como una forma de auto-tratamiento porque disparan sus niveles de dopamina, pero, a la vez van aumentando las situaciones conflictivas, decae cualquier adaptación afectiva, familiar, grupal, social, laboral o de ocio. Muchos de los adolescentes que terminan en emergencias de un hospital por intoxicación, cifra cercana al 25% por ciento de estos, presentan sintomatología TDAH, no diagnosticada o no tratada a tiempo, a estos jóvenes les tomará por esta causa, el doble de tiempo el lograr una desintoxicación efectiva.

Si sumamos los problemas que pueden acompañar al TDAH, durante la adolescencia, como ser: ansiedad, depresión; trastornos di-sociales, trastorno negativista desafiante, trastornos de aprendizaje, resulta que son potencialmente sensibles a la utilización de drogas y otros intoxicantes.

Por supuesto, la familia también se ve afectada, tanto de la cual provienen, hasta la que puedan formar; no siendo raro las peleas familiares, o el divorcio y separación de cónyuges, y todo esto vale volver a decirlo, afectará el ámbito laboral, y social, produciendo un círculo vicioso de aislamiento.

Es por ello, que lejos de esperar que el tiempo cure, que las cosas pasen, que los diagnósticos cambien, es mejor realizar un enfoque realista y buscar la actuación de todos los profesionales posibles y necesarios, y tratar de prevenir las circunstancias negativas que puedan acaecer con el tiempo.

En cuanto a la educación, pues es necesario seguir insistiendo que los educadores deben ser preparados en ciertas habilidades académicas que les faciliten a los niños y a los adolescentes poder insertarse en las reglas de una institución educativa: que puedan organizarse y planificar sus tiempos, y a la vez manejarles el ambiente en que se tendrán que movilizar, como ser sentarlos cerca, evitarles la mayor cantidad de estímulos que los distraigan como ventanas, o el fondo de la clase, y sistematizarle ciertas actitudes de estudio.

Lo importante, sigue siendo no temer a la realidad, y despertar a tiempo.

Web Master del Programa Piloto Despertar.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre TDAH, su diagnóstico y la necesidad de actuación responsable.

  1. Pingback: Sobre TDAH, su diagnóstico y la necesida...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s