¿Qué es ser diferente?

Nos hemos pasado la vida creyendo e insistiendo que una persona debe actuar “de acuerdo a su edad” de una determinada manera, pero, ¿quién ha dispuesto tal mandato? Nadie tiene por qué madurar de igual forma que otro, a un mismo tiempo, con igual homogeneidad. Este mandato social, carece de solidez por dónde se lo mire, a su tiempo, a su forma, todos avanzamos etapas, más o menos, y con un tiempo propio, personal, en nosotros influyen una gran cantidad de variables que nos alejan de paradigmas y mucho más de dogmas sociales.

Esto es también válido para la cuestión de las capacidades diferentes, no debemos olvidar que no tratamos con objetos, sino con sujetos humanos que tienen su propia historia, que poseen una biografía y un cúmulo de experiencias, como todos. Si olvidáramos esta cuestión, generaríamos un estigma, y una continua baja autoestima, no solo contraproducente, sino innecesaria e injusta.

Todo pasa por el simple hecho de acercarnos al otro, de ver en proximidad su existencia, de reconocerla, de darle cabida, lugar y presencia. Y en base a esto establecer ciertos parámetros de acción, como lo hacemos siempre al tratar con una persona humana, y entre ello, propiciar, verificar y aceptar que puede auto-determinar su vida.

Esto que pareciera algo tan simple, que cae de maduro, como suele decirse, en la realidad es muy diferente: instituciones que propugnan la homogeneización, aplicación constante hacia todo individuo de un modelo social, y la falta constante de ver todas las variables de una persona al momento de tratar con ella, como si todo fuera posible saberlo  tan solo mirando una etiqueta.

Los dueños de capacidades diferentes, pueden tener muchas variables, corporales, intelectuales, emotivas y hasta espirituales, pero nada de esto nos puede hacer presumir lo más importante, que estos sujetos, buscan dar un sentido a su vida.

De aquí la importancia que tiene la dimensión social, el trato social, el encuentro con el “otro”, porque esto nos contacta con el “yo” y a la vez nos lleva a ver la realidad que nos rodea, a descubrir nuestro entorno, a encontrarle el por qué a las cosas que nos importan, que nos dan proyecto y nos generan inquietudes. Por ello, no puede haber personas con capacidades diferentes, que tengan posibilidad de integración, aisladas de la comunidad, sería una condena directa al ostracismo.

Es muy importante, y más tratándose de educación, el buscar la forma para que la persona genere proyectos, porque sin estos cabe la pregunta ¿hasta qué punto tenemos nuestra humanidad completa, sin carecemos de ello?

Lograr este objetivo, sería por fin, reconocer en verdad al sujeto de derecho que se encuentra con una capacidad diferente y entonces el ¿qué es ser diferente? Ya no sería una pregunta constante para hacerse y para responder, dado que la diferencia es parte de la humanidad, somos únicos e irrepetibles, y por lo tanto entre humanos no tiene lógica tal pregunta, en todo caso, habría que reformularla, ¿por qué vemos a algunos diferentes y a otros no?…cuestión de despertar.  

Web Master, Programa Piloto Despertar.  

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué es ser diferente?

  1. Pingback: ¿Qué es ser diferente? | Programa...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s