Estereotipos sociales y capacidades diferentes

Al parecer todo ser humano debe nacer en una sociedad que ya tiene diseños a los cuales debe responder, y se diseña todo, incluso la salud del individuo recién llegado. El recién nacido ha de ser sano, y permanecer de igual manera a lo largo de su vida, porque si se saliera de tal diseño, puede caer en la exclusión social.

Desde ya, este estereotipo es discriminatorio por demás, pero incluso pasa de ser inaceptable, es imposible de cumplir a lo largo de una vida, dado que tarde o temprano, todo ser humano pasará por una etapa, temporal o permanente de discapacidad.

Mas cuando esto ocurra, el individuo pasará a formar parte de un grupo “diferente”, y será considerado según su “grado de diferencia”, con mayor o menor consideración, y se le otorgará a la vez una mayor o menor integración social.

La sociedad, y quienes estando sanos la componen suelen alinear en grupos apartados a los que tengan capacidades diferentes y a la vez, buscan muchas formas de mirar sin ver, cuando menos se sepa, menos se sufre, decía por allí Platón, definiendo la “ventaja” de la ignorancia natural o elegida.

Todos los grupos que se puedan formar debido a esta situación llevarán nombres diversos, en general se los denomina como discapacitados, deficientes o minusválidos, y se suele entender que sufren o una discapacidad física o intelectual, a su vez a veces se los divide en subgrupos más precisos, pero da igual, porque estas clasificaciones son carentes del todo que configura a una persona con discapacidad diferente, porque justamente, socialmente se evita indagar, cuales son las capacidades, no ya las faltas de ellas que aparentemente para la mayoría son evidentes.

Por suerte hay ámbitos que quieren cambiar estas situaciones, desde lo legal, hasta lo práctico, ya no se restringe en forma excesiva la participación en lo educativo, lo laboral o lo social, se comienza aunque aún muy despaciosamente a dar cabida en forma más natural a este colectivo formado forzosamente durante siglos en forma apartada, hasta el punto que ha tomado hasta cariz político.

Y en verdad esperemos que esto no deje de suceder, por el bien de los que poseen capacidades diferentes hoy, y por todos los que las podemos obtener a lo largo de la vida. La exclusión no será el remedio para fraguar la idea de una sociedad perfecta, solo sirve para destrozar sujetos de derecho, categorizar al ser humano es ya símbolo de búsqueda de exclusión, con excusas de taxonomía.

Excluir en estos casos, in-visibilizar, es ir cruzando poco a poco fronteras, que parten en la separación social, en la discriminación institucionalizada y pueden terminar en el aniquilamiento social y hasta real del individuo.

Sí, es una realidad que no hay ser humano perfecto, que no tendrá una vida tal, ni su salud será de determinada manera, es una verdad que tendremos una disminución de nuestras fuerzas vitales, de nuestra salud física o intelectual, así que sería muy inteligente de nuestra parte el procurar un mundo inclusivo para las capacidades diferentes, de buscar entender y ver en realidad qué representan estas en la vida de un humano, y darles lugar.

Porque nos estaremos dando lugar y tiempo, por anticipado, y el derecho a la felicidad, que quizás sin darnos cuenta hoy, le neguemos al otro.

La cuestión, es despertar, la realidad ya está allí.

Web Master Programa Piloto Despertar.

Anuncios

Un pensamiento en “Estereotipos sociales y capacidades diferentes

  1. Pingback: Estereotipos sociales y capacidades diferentes ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s