Sobre Autismo sin Trastorno Cognitivo, en la Escuela Secundaria.

Si bien comúnmente las personas suelen pensar que el autismo viene siempre acompañado de una discapacidad intelectual, esto no es así, y por esta misma razón resulta más difícil detectarlo y/o diagnosticarlo.

Los adolescentes no muestran necesariamente necesidades educativas especiales, ni trastornos notorios de aprendizaje, y tampoco suele ser fácil entonces en las familias el notar la problemática, esto lleva a que el sujeto, no tenga apoyo de ningún servicio y que no se evalúe ningún grado de discapacidad existente y por lo tanto ninguna ayuda extra, ni en lo formativo, ni en lo laboral, ni en lo cotidiano, ni al llegar la vida adulta.

Muchas veces incluso los indicios que manifiestan son diagnosticados equivocadamente, agravando la situación sanitaria del sujeto, porque se pueden diagnosticar hasta enfermedades psiquiátricas, que conllevan tratamientos para nada beneficiosos. Este grupo que se conforma de una manera tan especial, debe llamarnos la atención, porque si no caemos en el abandono aunque no sea intencional, o en equivocaciones que marcaran la calidad de vida de una persona.

Veamos entonces algunas pautas que nos pueden ayudar a detectarlos entre nuestros alumnos/as:

1)      Tienen un entendimiento literal en la interpretación, y en el lenguaje, se concentran en un único punto de toda cuestión.

2)      Lo no verbal les es complejo, obteniendo comprensiones alteradas de este tipo de lenguaje.

3)      Suelen repetirse en sus preguntas, y en sus manifestaciones de lenguaje, que quedan como frases hechas en sus interacciones.

4)      Muy limitados temas de conversación.

5)      Se muestran ansiosos, no pueden esperar su momento de intervención en una conversación, menos si es grupal.

6)      Pasan muy fácilmente desde el silencio absoluto a una verborrea imparable.

7)      No se concentran fácilmente en los comentarios de los otros, se saltean expresiones de su interlocutor.

8)      Se dispersan continuamente, dando una cantidad de datos, rodeos, y variables a una conversación que resultan innecesarios e irrelevantes.

9)      Suelen tener un estilo de comunicación que parece demasiado soberbio y/o pedante porque son muy precisos, y formales.

10)  Utilizan un lenguaje muy rico y sofisticado.

11)  Fraseo largo y muy poco cálido.

12)  No pueden manifestarse con un lenguaje sencillo, coloquial, que busque la simpleza comprensiva de sus expresiones.

Socialmente, suelen ser muy leales, muestran ingenuidad, son honestos, no muestran dobles intenciones, no discriminan en ninguna forma a las personas, dicen lo que piensan en cualquier entorno social, y quedan como testarudos pues no cambian su pensamiento ni con evidencia probatoria contraria, no emiten juicios en prácticamente nada, y su búsqueda que muchas veces se transforma en calvario personal es el encontrar amigos sinceros y positivos.

Poseen, intereses muy centrados, en pocas áreas, pero en ellas se convierten en expertos, son muy rutinarios, desean mantener el orden si no pueden en todo su entorno, por lo menos en el más próximo al sitio que ocupa, creando especies de fronteras y límites más o menos precisos, pues les interesa sobremanera la precisión. Ante un tema de interés, no dejan de buscar información constante sobre el mismo y en forma metódica, cuando alguna conversación recae en un tema de su interés muestran un entusiasmo absoluto, y una alegría especial. Los temas que les interesan suelen permanecer con ellos por muy largo tiempo y no es rato que los acompañe durante toda su vida, por ello tienen según estos temas posibilidades de orientación vocacional muy alta. Suelen gozar de memoria privilegiada ante sus intereses y ser dueños de un detalle ante la información muy inusual.

Por otro lado, muestran problemáticas sensoriales, auditivas y táctiles principalmente y suelen ser afásicos, es decir no evidenciar gestos que delaten sus estados de ánimo o emocional, lo que suele desconcertar más de una vez a sus interlocutores.

También pueden presentar problemas motores en cuanto a mostrar cierta torpeza, por problemáticas con la motricidad fina, a su vez la fatiga física puede ser muy notoria hasta impedirles hacer Educación Física.

Indudable que si analizamos todo lo anterior es un conjunto de variables bastante complejo que nos muestra un alumno/na, que por momentos parece un genio, luego un ermitaño, para pasar a parecer molesto en sus temáticas, demasiado inquieto, y más luego muy torpe.

Unir todo este sistema de pautas para entender un autismo presente pero confuso, necesita de dedicación y también de mucha atención, no es fácil, pero que sirva este artículo simplemente para ayudar a aquellos docentes que en sus observaciones encuentren alguna situación que les parezca se sale de lo común o llame su atención y quieran entender los por qué posibles de la misma y realizar un informe con cierta base, para ayudar en forma más efectiva.

 

Web Master Programa Piloto Despertar.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre Autismo sin Trastorno Cognitivo, en la Escuela Secundaria.

  1. Pingback: Sobre Autismo sin Trastorno Cognitivo, en la Es...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s