Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova: Discapacidades Humanas: No hacerse cargo.

La vida es un conjunto de situaciones muy variadas y variables, tenemos obstáculos, nos toca conocer gente que no son agradables o buscan hacernos daño. Pero, vale pensar que nosotros también podemos hacer lo mismo hacia los demás, podemos ser un obstáculo, podemos no ser agradables y si no nos cuidamos también hacer daño.

Somos responsables de nuestras acciones, no debemos cargar con resentimientos, ira, miedos e ir a descargar todo eso en cualquier incauto que pase a nuestro lado o tengamos cerca. No podemos arruinar el día de nadie, y menos intentar arruinarle la vida por lo que suframos. No podemos vivir atacando, en la queja perpetua, o manipulando para crear culpables de nuestra vida o nuestra, digamos suerte.

Ya existen demasiadas personas así, los encontramos por todos lados, salen de las paredes, en los lugares de trabajo, en las oficinas públicas, incluso en nuestro entorno de amigos e incluso en la familia.

No tenemos que dejar de ser asertivos, y si no lo sabemos ser, aprenderlo, tenemos que aprender a tratar con la adversidad y los problemas, no perder el control, manejar nuestras emociones y nuestras formas de ser. Porque todo daño que causemos, serán nuestra total y pura responsabilidad.

Vivimos, elegimos lo que podemos, y lo que no, nos cae para bien o mal, sin que nadie lo haya preparado para nosotros. Muchas veces, también recogemos lo que sembramos, y entonces tendríamos que ver qué es lo que colocamos en esa siembra, si somos positivos, o caemos en la violencia, el odio, la ignorancia, el egoísmo o el resentimiento, si es esto último seguramente obtendremos mucho sufrimiento.

No seamos antenas repetidoras de negatividad, no propaguemos crónicamente quejas, odios, malos pensamientos, porque no tendremos ni un ápice de control sobre nuestras emociones, y mucho menos lo que necesitemos para ser felices.

Las emociones son nuestro tesoro interior, nuestra arca de poder personal, y así como las ansiamos proteger, no debemos jugar con el tesoro emocional de los demás, creando estrés, ansiedad, depresión y desencanto sin sentido alguno, es algo en los que todos perdemos, nadie gana. No solo nos iríamos matando emocionalmente, mataríamos las emociones de los otros. La clave siempre es lo más difícil: el equilibrio emocional.

Si somos así, no es nada raro que los demás vivan a la defensiva, en estado de alerta y desconfianza; que de pronto nos ignoren como medida de protegerse y nos miren como diciendo no hay forma de lidiar con alguien así que no acepta que la vida no es como uno quiere, y no vale la pena intentar nada más. Es el paso a quedarnos en soledad.

No nos asombremos si el otro un día dice basta y quiere defender sus derechos de persona humana, con sentimientos y con sus propios problemas y vida que no debemos suponer siempre como mejor que la nuestra. Tampoco si decide no escucharnos más, y tratar de vivir su vida. En el mejor de los casos nos intentará convencer, que veamos las cosas de otra manera, o desviarnos de nuestra emoción mal encarada, los más hábiles emocionalmente intentarán ponerse en nuestro lugar, comprendernos, aunque en realidad estemos haciendo algo en lo que no la merecemos. Pero, es lógico que las personas se quieran proteger, porque ser una persona difícil, desgasta a los otros, les quita la autoestima, y cuando se cierren como reacción de protección para evitar ser heridas, no nos podemos asombrar, los hemos llevado a que se aíslen de nosotros.

No podemos bajo ninguna excusa, pensar que le podemos arrebatar a los demás, su elección de cómo proceder ante lo que somos, hacemos, o decimos, tienen que poder y lo harán que elegir su propio camino emocional.

Nuestra realidad puede ser mala, muy mala, tremendamente mala, pero tenemos que aceptarla como propia, tenemos que hacer el duelo, sin matar emocionalmente a nadie en el proceso. Tenemos que despertar y decirnos que la vida es como es, y continuar, y es más fácil el camino cuando en nuestras palabras, en nuestras acciones y en nuestras actitudes somos generosos, que cuando tomamos actitudes de agresividad, inculpamos, o mostramos que todo lo que importa es lo que obtenemos, reclamando lo dado, o buscando que el otro sea tan infeliz como nosotros.

No hacerse cargo de nuestras vidas, de nuestro destino, de nuestras elecciones y consecuencias, muestra nuestra incapacidad humana, pero como humanos podemos recuperarnos, y buscar ese equilibrio emocional que nos puede impulsar, porque nos brindará paz. Ciertamente, vemos el universo desde cada uno, desde nuestro yo, pero, en armonía con los demás, todo es un poco más posible de sobrellevar.

Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar

p.txt

Anuncios

Un pensamiento en “Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova: Discapacidades Humanas: No hacerse cargo.

  1. Pingback: Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova: Discapacidad...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s