Lic. Pedro Roberto Casanova. La educación ante las capacidades diferentes.

La atención a las personas con capacidades diferentes fue cambiando en la historia, hemos dejado atrás la concepción medieval que ni siquiera se planteaba educar a esta población determinada, y hoy se intenta avanzar en la integración educativa, social y laboral.

También la educación de las personas con capacidades diferentes ha pasado por diversas concepciones, desde un modelo puramente terapéutico, o modelo médico, que consideraba que eran “enfermos”, “discapacitados que debían ser rehabilitados” y poco más, hasta el modelo educativo que plantea eliminar el término “discapacitado”, “minusválido”, “enfermo” y pasar a calificar a la persona para que desarrolle otras capacidades mediante la educación. Incluso considera este modelo que el tema no es solo de la persona que lo padece sino de su entorno, en el que se desenvuelve y tiene sus experiencias de vida.

Un modelo inclusivo e integracionista, permite un currículo tan flexible como sea necesario para que todos los alumnos logren objetivos sin hacer grandes adecuaciones, y sí, exige que los educadores aprendan nuevas formas y métodos, esto también implica un cambio en la mentalidad de la escuela y del sistema educativo en sí mismo.

Si uno analiza en general las actitudes que se muestran ante las personas con capacidades diferentes en la escuela, vemos que los alumnos se adaptan, cuidan y hasta admiran a estos alumnos con otras capacidades y más de una vez sienten que son un ejemplo para ellos. Incluso mejora los grados de tolerancia y elimina ciertos grados de agresión que suelen existir.

En cuanto a los docentes suelen mostrar una apertura en general, y aceptan que todas las personas tienen el derecho de estudiar. Algunos, unos cuantos, dicen que faltan medios o recursos, indican con esto que necesitan una guía más profunda para generar formas de trabajo con estudiantes en condiciones diferentes. Les llaman recursos, a ciertos elementos que incluso deberían proceder de su creatividad docente y esto se nota mucho cuando tienen que adecuar los currículos, carecen de la información adecuada y de la metodología incorporada para llevarlos a cabo. Pero, tienen una actitud optimista en la mayoría de los casos en cuanto a las posibilidades de logro que tendrían los alumnos con capacidades diferentes, con ciertas adecuaciones al currículo. Aprender a cambiar como se enseñan las cosas, muchas veces no resulta fácil, muchos ponen voluntad en ello, muchos se quedan en palabras.

No hay una postura clara y definida, hacia la inclusión de personas con capacidades diferentes. Existen muchas actitudes ambivalentes, se muestra positivos discursos hacia la inclusión, pero a la hora de realizar, de asumir compromiso, las respuestas son pobres y en muchos casos nulas. Seguramente falta una educación sobre las capacidades diferentes, bastante importante. Por suerte no falta sensibilidad y los prejuicios van desapareciendo, no está todo perdido entonces, se puede despertar todavía.

Pero, no por ello dejo de escuchar alguno que otro que expresa en otras excusas y justificaciones que: “No se pueden hacer excepciones, tal vez una rampa, algún libro en braille, pero si esta es una escuela normal que no se dedica a gente especial, es esta gente la que tiene que adaptarse y no la institución a esa gente, si tiene algunas condiciones lo logrará”.

Esta forma de pensar, es la que ha alejado a la mayoría de la población con capacidades diferentes de las instituciones, de secundaria, terciarias y universidades.

Falta mucho por hacer, no cabe duda, con las concepciones, con la información, con las instalaciones, con la preparación de docentes, con la capacitación a padres y la comunidad. No solo es cuestión de leyes, sino de revisión práctica de estas, y de llevar a cabo lo que expresan. Algo más que buena voluntad, se necesitan hechos.

Debemos entender que la verdadera discapacidad la configura la comunidad, la sociedad, que intenta superar o no todo obstáculo para cualquiera y para todos sus miembros. Si queremos lograr la terminación de las desigualdades humanas, dejar las barreras mentales y físicas que segregan a personas y terminan con sus derechos y sus ilusiones más de una vez, es condición obligada. Tendremos que aprender a comprometernos y despertar a la realidad, sin vueltas.

Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar

logo_pie

Anuncios

Un pensamiento en “Lic. Pedro Roberto Casanova. La educación ante las capacidades diferentes.

  1. Pingback: Lic. Pedro Roberto Casanova. La educació...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s