Mobbing o acoso laboral, un ataque hacia la integridad física y psíquica.

Se entiende como mobbing como toda violación directa o indirecta al principio de igualdad de los hombres, es decir todo acoso, ataque moral, maltrato psicológico, humillación y toda acción u omisión que atente contra la dignidad, integridad física, o psíquica, moral o social de un trabajador, es decir se traduce en un hostigamiento constante o repetido, y prolongado en el tiempo, durante la jornada laboral.

Tiene al menos dos sujetos interviniendo, el que hostiga o mobber, una persona con poder, que ejerce una suerte de ataque; y el hostigado que suele ser denominado el sujeto pasivo. También pueden existir otros trabajadores que colaboren incluso en forma indirecta, por lo tanto también hay un mobbing horizontal, aparte del vertical, que puede darse también por competencia u conveniencia.

El hostigado suele ser una persona intelectualmente calificada y psicológicamente sana, y que reacciona sublevándose ante superiores que desarrollan conductas autoritarias o descalificadoras para con él/ella, o promoviendo una suerte de favoritismos por personas menos calificadas, o buscando sobrecargar al hostigado para lograr su alejamiento o sumisión.

Esta situación suele llevar al descenso intelectual del afectado, quien va perdiendo ante el hostigamiento diario eficacia intelectual, rendimiento y concentración. No desea acudir a su trabajo, hasta que quien le genera el conflicto cambie de actitud o deje de estar al mando. La necesidad de conservar su fuente de ingreso, lo lleva a soportar agravios, que pueden ser desde: insultos, aislamiento, asignación de tareas inocuas o de imposible cumplimiento o improcedentes, burlas, o vigilancia extrema llegando a la persecución de las acciones del trabajador.

La víctima se aísla, pierde contacto con su compañeros, pierde información, oportunidades, y entra en un círculo de auto culpabilidad, muchos terminan sin empleo, pero también muchos enferman severamente resistiendo este maltrato.

Es decir, comenzamos con una etapa de conflicto, que prosigue con otra de hostigamiento, o fase de estigmatización, una tercera fase donde se oficializa el problema y se culpabiliza al hostigado y una cuarta fase que termina con una exclusión de la vida laboral debido a daños psíquicos y físicos producto del mobbing, que le impiden seguir con su vida laboral.

ESTRATEGIAS Y MODALIDADES DE MOBBING

* Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.

* Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.

* Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.

* Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.

* Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.

* Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.

* Bloquear el desarrollo o la carrera profesional, limitando retrasando o entorpeciendo el acceso a promociones, cursos o seminarios de capacitación.

* Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas, sus soluciones.

* Monitorizar o controlar malintencionadamente su trabajo con vistas a atacarle o a encontrarle faltas o formas de acusarle de algo.

* Castigar duramente o impedir cualquier toma de decisión o iniciativa personal en el marco de sus responsabilidades y atribuciones.

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS Y LABORALES

* Lento deterioro de la confianza en sí misma y en sus capacidades profesionales por parte de la víctima.

* Proceso de desvaloración personal.

* Desarrollo de la culpabilidad en la víctima (la propia familia suele cuestionarla sobre su comportamiento).

* Creencia de haber cometido verdaderamente errores, fallos o incumplimientos.

* Somatización del conflicto: enfermedades físicas.

* Insomnio, ansiedad, estrés, irritabilidad, hipervigilancia, fatiga, cambios de personalidad, problemas de relación con la pareja, depresión.

* Inseguridad, torpeza, indecisión, conflictos con otras personas e incluso familiares.

* Bajas laborales (licencias) que el acosador suele aprovechar contra el trabajador.

A modo de resumen podríamos decir entonces que el moobing o acoso laboral, es la persecución a un trabajador, que se da con motivo u en ocasión de trabajo, es una discriminación que tiene etapas, que producen cambios en las condiciones de trabajo, que enferma y hasta incapacita a la víctima y su entorno personal y termina en la pérdida de las condiciones laborales previas al conflicto y a su vez en la cesantía de su empleo como resultante de la no intervención correcta de los supervisores y sistema judicial.

LEGISLACION EN ARGENTINA:

CONSTITUCION NACIONAL. CONSTITUCION DE LA NACION ARGENTINA. Art. 19

Constitución Nacional. 22/8/1994. Vigente, de alcance general

CONSTITUCION NACIONAL. CONSTITUCION DE LA NACION ARGENTINA. Art. 14

Constitución Nacional. 22/8/1994. Vigente, de alcance general

CONSTITUCION NACIONAL. CONSTITUCION DE LA NACION ARGENTINA. Art. 75

Constitución Nacional. 22/8/1994. Vigente, de alcance general

DECLARACION AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE DE LA ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA) Art. 2

DECLARACION AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE DE LA ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA). 30/4/1948. Vigente, de alcance general

APROBACION DE LOS PACTOS INTERNACIONALES DE DERECHOS ECONOMICOS, SOCIALES, CULTURALES, CIVILES, POLITICOS Y UN PROTOCOLO. Art. 2

Ley 23.313. 17/4/1986. Vigente, de alcance general

APROBACION DE LOS PACTOS INTERNACIONALES DE DERECHOS ECONOMICOS, SOCIALES, CULTURALES, CIVILES, POLITICOS Y UN PROTOCOLO. Art. 7

Ley 23.313. 17/4/1986. Vigente, de alcance general

APROBACION DEL PACTO DE SAN JOSE DE COSTA RICA. Art. 1

Ley 23.054. 1/3/1984. Vigente, de alcance general

PENALIZACION DE ACTOS DISCRIMINATORIOS.

Ley 23.592. 3/8/1988. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 62 al 89

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 17

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 81

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

Ley de violencia laboral

LEY 1225. Ciudad Autónoma de Buenos Aires 4/12/2003. Vigente, de alcance general

LEY DE VIOLENCIA LABORAL EN EL ESTADO PROVINCIAL

LEY 13.168. Buenos Aires 18/12/2003. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 78

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 242

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 246

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

LEY DE CONTRATO DE TRABAJO. Art. 244

LEY 20.744. 13/5/1976. Vigente, de alcance general

acosoLaboral

 

Anuncios

3 pensamientos en “Mobbing o acoso laboral, un ataque hacia la integridad física y psíquica.

  1. Pingback: Mobbing o acoso laboral, un ataque hacia la int...

  2. Un post muy completo y documentado; todo lo que haya que saber sobre el tema está aquí, y además puede abrir los ojos a quien sufra el problema y no lo haya verbalizado todavía. Despertar las conciencias, tanto del abusador como del abusado es el primer paso para poner soluciones.

    Cambio de tercio… Es curioso que en toda la redacción de su entrada, usted se refiera en masculino genérico a todos los integrantes de la situación. Nada que objetar, ya sabemos que es más eficiente para la comunicación “masculinizar” cuando se habla o se escribe, también podríamos usar otro tipo de palabras más generales: estudiantes en vez de alumnos, docentes en vez de profesores, etc, etc. Acepto lo de su masculinización porque para mí es de sentido común en pos de la economía del lenguaje, pero ¿por qué en la infografía final la acosada es una mujer y “el jefe” es un hombre? Seguramente no hay intención machista al hacer la info, ni por supuesto en usted al haberla usado, pero ahí queda, como ejemplo de pensamiento subterráneo, de lo establecido como políticamente correcto. ¿Tan difícil era, por una vez, que de cara al ordenador, en el sillón, hubiera una jefa, y sentado enfrente un hombre acosado que le pide ayuda?
    ¡Cuántos despertares por producirse todavía…!

    Cariñosos abrazos, no se me enfade :))

    • Será que por estos lados del océano, el todos y todas, nos ha saturado a muchos por razones que van más allá del lenguaje. Por otro lado creo que en general los que usamos ese masculino genérico, no estamos pensando constantemente en ver como sacar el protagonismo a la mujer, sería muy agotador. En cuanto a la infografía, pues fue elegida más por su claridad que por quién hostigaba a quién, desde ya hay otras con mujeres que hostigan a hombres. Yo tengo un convencimiento que aunque sea en menor medida, existe también una violencia de género hacia el hombre, porque la violencia de género no es hacia un solo lado. En cuanto al machismo, pues ya sabemos que existe en el mundo en las sociedades y es alimentado por hombres y por mujeres. Sin embargo en este post, lo que intentaba aclarar es que hay una violación de derechos de la personas y laborales que afectan e incapacitan, más allá de género alguno, espero que eso sí se llegue a comprender. Y no, no hay enfado, que “todos tenemos estilos y formas, y a todos nunca conforma” :-)… Cariños Conchita, gracias por su comentario, que ayuda siempre a aclarar detalles, y los detalles son importantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s