Cuando la docencia se asume y suma ante el TEA y el TGD.

Cuando todos los docentes asuman que sus alumnos tienen diversidad, y por lo tanto distintas características en sus aprendizajes, cambiarán sus metodologías en el aula para poder afrontarlos.

Muchos docentes, todavía no creen que los alumnos con autismo posean capacidades diferentes, y por lo tanto piensen, sientan y aprendan en una forma particular. Y como no lo creen, no se informan, se niegan a enfrentar el reto de cambiar años y años de pedagogía, y por lo tanto no aplican cambios que permitan la inclusión real.

Sé que es complicado, sé que romper esquemas de formación recibidos, y muchas deficiencias en su formación como docentes es costoso, pero, la docencia es enfrentar no solo las formas de enseñanza sino también no dejar de aprender nunca, ningún profesional debe negarse a aplicar nuevas técnicas, ni adecuarse a las necesidades de sus alumnos. La realidad no es única hay muchas realidades, hay que adaptarse continuamente y aprender a ver las nuevas.

En el tema autismo, ante la incidencia de los últimos años en las aulas el profesorado muestra una incredulidad en cuanto a la simple idea que el pensamiento visual es la forma de aprendizaje de los que poseen autismo. Y es producto de que la enseñanza tradicional se basa en la lectoescritura y el lenguaje oral en un estilo homogéneo para un alumnado que también se cree de la misma forma. Y aun cuando llega una era audiovisual que muestra un alumnado propenso a este tipo de aprendizaje o que pertenece al grupo autista, hay una tradición que impulsa más que la renovación.

Los alumnos con TEA, o TGD, necesitan ciertos elementos, agendas visuales; guiones sociales con pictogramas y claves visuales (Para ayudar a socializar, y ante problemas de conductas); Guiones sociales y pictogramas para trabajar las salidas educativas, y actividades y claro una comunicación fluida con los padres, por supuesto todo esto solicita para su cumplimiento el uso de materiales adaptados para acceder al currículo.

Esto significa desde ya, tener materiales específicos y adaptaciones técnicas y una metodología adecuada. Es todo un aprendizaje, y es toda una adaptación, pero en definitiva es un trabajo de organización, al final somos una sociedad visual, no es más que ampliar su uso.

Si una unidad educativa tiene entre su alumnado situaciones de TEA/TGD, debe contar con textos, poemas, canciones todo adaptado con pictogramas. También existe software específico, maquetas y mapas con relieve, y las pantallas táctiles son de gran ayuda. Señalizar los espacios y elementos con pictogramas también es una buena medida que incluso ayuda al resto de las personas, repito que somos una sociedad visual. Pareciera que esto es de alto costo, pero no todo es así, varios elementos como el software, señalización, o incluso textos con pictogramas pueden ser obtenidos en la red.

Entonces es posible, tal vez en forma más lenta en un lugar y más rápida en otro, pero si existe motivación, todo se puede, y se podrá terminar con una práctica odiosa en tantos lugares como es la de evitar la matriculación de este alumnado considerado como problemático, es dedicar algo de tiempo, voluntad, atreverse a usar diferentes sistemas de comunicación, lenguaje oral, comunicación bimodal, signos y pictogramas, y entonces todos podrán despertar al aprendizaje y aceptar la realidad bajo reglas de participación e inclusión verdadera.

Lic. Pedro Roberto Casanova.

Para Seguir aprendiendo, les dejo la visión del autismo desde expertos en salud mental.

Anuncios

3 pensamientos en “Cuando la docencia se asume y suma ante el TEA y el TGD.

  1. Pingback: Cuando la docencia se asume y suma ante el TEA ...

  2. Comentaré con mi hija las diferentes entradas que nos regala sobre el autismo. Se examina de oposiciones y le alegrará a usted saber que hay en los temas que prepara muchas referencias a esta diferencia y la forma de enfocarla en las aulas. Todas las aportaciones son bienvenidas.

    Me gusta pensar que los docentes consideran una suerte trabajar con niños autistas, por lo que supone de aprendizaje de vida, pero soy consciente de las limitaciones de tiempo y de la masificación de las aulas. Se necesita un amor de los grandes hacia la profesión y hacia la infancia para llevar a buen término la relación con los chicos/as diferentes. Vamos a presuponérselo a los maestros, como a los soldados el valor.

    Mientras tanto, sus entradas ayudan, ¡vaya si ayudan!

    Gracias y un abrazo, mi amigo.

    • Ciertamente amiga que me alegra lo que me comenta de las oposiciones de su hija, pero en mi continuo andar en muchos lados esto no es tan moneda corriente. Claro que queremos suponer que maestros y profesores desean poder trabajar con toda la diversidad de alumnos posibles, pero no suele ser así en muchos lugares. Hay una suerte de desconocimiento, pero tambien lamentablemente de indiferencia, y mucho se ve en equipos directivos, por ello, no una creencia negativa sobre el docente, pero sí, un reclamo a despertar, ver que se esquiva la matriculación de alumnos, bajo excusas incoherentes, hace mucho daño a familias y al almno/na en sí. Aun en la docencia, la ignorancia y la falta de compromiso existe. Pero, también existen buenas cosas y grandes esfuerzos, no es que me agrade resaltar lo malo, es que no deberían existri ciertas prácticas a estas alturas. Cariños amiga, siempre agradable el leerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s