Ashton Applewhite: Terminemos con el “edadismo”.

No es el paso del tiempo lo que hace que sea tan difícil envejecer. Es la discriminación, un prejuicio que nos enfrenta a nuestro yo futuro… y a unos contra otros. Ashton Applewhite nos insta a desmantelar el temor y movilizarnos contra el último prejuicio socialmente aceptable. “El envejecimiento no es un problema a corregir ni una enfermedad a curar”, dice. “Es un proceso natural, potente y duradero que nos une a todos”.

Nota: cambie al idioma de preferencia desde la barra inferior del vídeo.

Anuncios

2 pensamientos en “Ashton Applewhite: Terminemos con el “edadismo”.

  1. Si es que hemos pasado del respeto al mayor de la tribu, que solía ser el jefe por la experiencia acumulada, a despreciar de plano la vejez (obsérvese que he dicho “jefe”, no “jefa”; ese es otro tema y otro -ismo difícil de erradicar).
    Quizá fuera bueno tener un término medio, es decir, considerarla como otra etapa de la vida igual de enriquecedora que las demás.
    Lo que no sabía es lo de la curva de la felicidad, eso de que en la infancia y en la vejez es mayor. Pues mira, me sirve para aquello de la “autoprofecía cumplida”; si sé que voy a ser más feliz, seguramente lo seré.

    Nada más por eso, le debo otra, mi amigo, como tantas veces…

    Le echaba de menos, gracias por aparecer por aquí. Facebook no es lo mío y muchas veces no me entero de sus publicaciones allí.

    Le sigo leyendo… espero…
    Un abrazo desde esta tercera edad que me prometen tan feliz 🙂

    • ¡Hola, mi querida amiga!…Pues, sí, se pasa de plano a quienes tienen más de solamente 60 años, y digo solamente 60, porque allí comienzan a surgir las dotes que los humanos han adquirido a través de la vida. Y muchas veces, estas dotes son desaprovechadas por los estereotipos que se manejan desde una juventud que todavía necesita ver muchas cosas, vivirlas, o al menos saber de ellas. La experiencia, la resiliencia adquirida, el control sobre los hechos a base de predicción y de prevención, todo aquello que la edad nos va dando para aumentar nuestras posibilidades. Tal vez por eso se puede ser más feliz, porque ya no nos urge correr sobre cosas inútiles, nos hacemos selectivos, y a la vez podemos mantener la capacidad creativa, social, y de visión generalista. Cuando éramos niños, teníamos formas de escapar a situaciones “feas” incluso con nuestra imaginación, pasada cierta edad tenemos capacidad de vivenciar las cosas en medidas más acertadas. Cierto que hay mucho de aquello de el “patriarcado”, yo no lo viví en mi familia, éramos cuatro hombres bajo un “matriarcado” justo y amoroso, que incluso me enseñó a perseverar y a tener libertad. Mi padre, era figura a respetar claro, pero amaba mucho a mi madre y sobre todo respetaba mucho su forma de ver las cosas, hacían un buen conjunto. Ciertamente he dejado, mucho el blog, pero las complicaciones laborales, los viajes, los compromisos, el emprender cosas nuevas y mantener las viejas, quitan tiempo. Pero, no me voy, no dejo de pensar en este rincón en donde cuento mucho de lo que me interesa, y que espero haga reflexionar. Gracias, por extrañarme, yo también pienso en mi amiga y en qué andará, porque no me la imagino muy quieta. Nos seguimos leyendo…espero… Un abrazo grande mi estimada, las promesas esos son, pero cuando uno se lo propone, y las hacemos nuestras… pues, como dice el final del vídeo, ¡Hagámoslo!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s