Felices Fiestas 2016-2017: Que sean únicas e inolvidables.

Felices Fiestas 2016-2017: Que sean únicas e inolvidables.

En este Programa nos sentimos comprometidos con cada uno de nuestros lectores del blog, y de todos aquellos que en la vida nos acompañan de una u otra manera, colaborando, o haciendo utilización de nuestro humilde saber sobre las capacidades diferentes y otros temas sociales.

Y queremos entonces, hacerles llegar a vuestros hogares nuestros mejores deseos para una Noche Buena llena de amor y felicidad; al mismo tiempo les deseamos un gran año 2017, con los mejores cambios que puedan tener en sus vidas, y que puedan concretar proyectos, deseos, sueños y poseer toda la prosperidad posible. ¡Muy felices fiestas!

Lic. Pedro Roberto Casanova, y equipo del Programa Piloto Despertar.

snapcrab_no-00550

Enfrentar la vida, necesita de sonrisas.

Reflexión Decembrina

Reflexión Decembrina

Váyase a saber por qué al llegar diciembre tenemos esa tentación de evaluar más los meses pasados, o incluso más atrás, como también el ir planificando posibles pasos a seguir.Y a mí también me nace ese costado reflexivo, sopesando muchas cosas personales, pero también el tema que ocupa a este blog, las capacidades diferentes, y el “ser diferente” en sí.

Según la Organización Mundial de la Salud, se habla más de “discapacidades”, dado que nombra y clasifica, deficiencias, limitaciones, y restricciones que sufre un grupo de personas. También aclara que es un fenómeno complejo, y que hay una interacción entre un ser humano y la sociedad que lo contiene, y que se producen muchas tensiones.

Claro que todos podemos vivir algo así sin ser considerados “discapacitados”, como todos carecemos de ciertas capacidades o habilidades podemos vislumbrar  en nuestro entorno cuando se hacen notorias que reacciones producen. Muchas veces viviremos por nuestras “faltas” más de un disgusto con alguien que no carece de dicha habilidad o capacidad, nos harán sentir poco menos que inútil y esto nos pasa en familia, en ámbitos laborales y con amigos. Van desde la “broma”, hasta lo hiriente directamente. Imaginar entonces lo que vive una persona con una capacidad diferente requiere de potenciaciones constantes.

Según la ONU, hay más de 1.000 millones de personas con “discapacidad”, algo así como una de cada siete del planeta, pero, yo le calculo más, dado que hay que tener en cuenta si se miden las discapacidades de “costumbre”, o las que se provocan por guerra, desnutrición, enfermedades nuevas, y violencia humana directa o delictiva. Si a estos cuadros, le sumamos la pobreza, los problemas de acceder a métodos de salud adecuados, la falta de educación, falta de servicios públicos, pues nos damos cuenta que mucho sobre la “discapacidad” que se nombra tiene que ver o depende de la sociedad que contiene a las personas, y no solo al cuerpo en sí de las mismas. Si alguien habla de discapacidad se piensa en alguna cuestión física, corporal, mental, pero mucho también está en los entornos, y en los sistemas estatales y sociales en que se debe vivir con cierta problemática.

Esta situación de que las personas sean discapacitadas sociales, suena mucho a organización de derechos humanos, pero no es necesario llegar a esto, dado que es evidente la tensión individuo sociedad que se produce en las capacidades diferentes, la sociedad escapa a la realidad de que todos seamos incapaces en ciertas cosas, y capaces en otras, y así como somos alabados también solemos ser muy criticados, incluso somos muy críticos con nosotros mismos ante lo que consideramos “fallas” y no son más que limitaciones personales que todos tenemos. Sí, somos diferentes, y sí, tenemos capacidades igualmente diferentes.

Vamos a tener, diría yo, que revisar conceptos sobre normalidad, integración, inclusión, y hacerlo según la sociedad en la que vivamos. Atrevernos a abrir la ventana para ver lo que pasa afuera, y mirar a las personas que viven de otras maneras, observar más, darnos cuenta que con poca distancia de donde vivamos y más si salimos fuera del país, ya no somos tan “integrados” a nada. Hay valores, normas, formas, rutinas, y hasta prejuicios que nos dificultarán integrarnos, si esto se puede producir en dos diferentes barrios de una ciudad, pues mucho más en sociedades más alejadas, tanto que sin querer, y hasta sin tener nada físico, nos sentiremos como “discapacitados” y hasta objeto de burla, con muy poco que hagamos, o no hagamos. También podemos ser discapacitados sociales aparte de nuestra individualidad física.

Y no sé qué es peor, porque una capacidad diferente, puede generar muchas cosas positivas, si se encara la vida con ahínco y fortaleza, hay genios en diferentes campos que lo demuestran, e incluso deportistas que nos maravillan, mucha gente que le fue dada la estimulación necesaria y puso a prueba su propia voluntad para la autonomía que alimentó una autoestima con esfuerzo duro y constante.

Lo social si no está pensado para que entremos sin empujarnos, y sin roces inútiles, todos, con nuestras capacidades y con todas nuestras limitaciones, sin pensar tanto en ganar, sino en bienestar, y calidad de vida, como que no nos sirve de mucho.

En momentos trágicos, o en momentos de encrucijadas, pensar en el bien de la mayoría, sacrificando a una parte si fuera necesario, puede ser tomado como lógico, y hasta se aplicaría lo que se conoce como la Ley de la Doble Ética. Pero, en momentos normales, el bien de la mayoría, se traspasa por la búsqueda del bien de la totalidad – sin dejar a nadie fuera – despertando a la realidad de lo que somos humanamente… pero también a la verdad que siempre podemos ser mejores.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Sigamos reflexionando desde la vida misma

Ser diferente, es normal.

3 de diciembre: Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

3 de diciembre: Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

“El 14 de octubre de 1992 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 47/3 proclama el día 3 de diciembre como Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Desde 1992, cada 3 de diciembre se celebra mundialmente el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.”

Es una ocasión que invita a la reflexión y toma de conciencia sobre las oportunidades de inclusión, de promoción de la accesibilidad y la eliminación de todo tipo de barreras y prejuicios sobre estos grupos sociales y recordar una vez más que todos tenemos incapacidades de algún tipo, y tendremos otras en el futuro, y entonces podremos ser “diferentes”, pero seguramente no dejamos ni dejaremos de ser capaces en otras y muchas formas.

Al fin de cuentas, amar las igualdades nos hace amar un espejo, lo bonito es amar las diferencias que nos hace amar a los otros tal como son.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

3 de diciembre

Diseño Social, un campo de acción para y por las capacidades diferentes

Diseño Social, un campo de acción para y por las capacidades diferentes

Existen varias acepciones para definir Diseño Social, sin embargo, esta vez tomo la que apela a la “responsabilidad social” del profesional de diseño.

Víctor Papanek planteó que los diseñadores y los profesionales creativos tienen su parte de responsabilidad social pues su actividad puede implicar cambios en el mundo real, según hagan buen o mal diseño. Papanek escribe sobre diseño responsable; por ejemplo, los diseñadores pueden contribuir a diseñar productos más ecológicos, seleccionando cuidadosamente los materiales que utilizan o puede diseñarse para satisfacer las necesidades antes que para satisfacer deseos.

Víctor Margolin contribuye al desarrollo de la definición del diseño social como aquella actividad productiva que intenta desarrollar el capital humano y social al mismo tiempo que productos y procesos provechosos; así el diseñador debe prever y dar forma a productos materiales e inmateriales que pueden resolver problemas humanos en amplia escala y contribuir al bienestar social.

“La mayoría de los diseñadores del mundo centran todos sus esfuerzos en el desarrollo de productos y servicios exclusivamente para el 10% de los clientes potenciales de todo el planeta. Es necesaria una revolución en el diseño para poder alcanzar el otro 90%. “ – Dr. Paul Polak, International Development Enterprises.

Es decir, un diseño orientado hacia las personas, que busca trabajar para y por las personas, y que tenga algo más que el beneficio de una transacción de compraventa de servicios. Esto no va de filantropía ni de caridad, sino de hacer negocios y de crear mercados. Se trata de utilizar el diseño para beneficiar a las personas, tanto dentro de las empresas como en la sociedad, en el proceso.

Temas como la promoción de los valores constitucionales, de promoción de los derechos humanos, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo, de promoción de la mujer, de promoción y protección de la familia, de protección de la infancia, de fomento de la igualdad de oportunidades y de la tolerancia, de defensa del medio ambiente, de fomento de la economía social o de la investigación, de promoción del voluntariado social, de defensa de consumidores y usuarios, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, sociales, económicas o culturales, y cualesquiera otros de similar naturaleza se aúnan en una preocupación social latente que demanda nuevos lenguajes y formas.

Veamos un ejemplo simple pero contundente.

Los diseñadores sociales encuentran su inspiración viendo conexiones inesperadas entre las cosas, apreciando estas relaciones inusuales que cambian la naturaleza del todo. Las mapean, haciéndolas convincentes y visibles, de modo que dinámicas antes no conocidas se convierten en parte de la conversación, de lo que puede ser diseñado.

El diseño social está basado en la creación de nuevas plataformas de comunicación, interacción, intercambio y desarrollo, que huyen de la simple protesta para buscar soluciones a través del diseño.  Sus intervenciones quieren fomentar el debate social, el planteamiento de problemas y a su vez dotar de nuevos espacios y herramientas”.

Y las personas con capacidades diferentes, tienen una visión creativa muy especial que los dota para ejercer justamente este tipo de diseño, por su visión de las problemáticas a las que tuvieron que enfrentar y a la vez, encontrar soluciones que no vienen dadas por la llamada “normalidad”.

Veamos una explicación más extendida del por qué, de esta “capacidad de la discapacidad”, dada por Elise Roy. Diseñadora Social, que posee sordera profunda.

Ojalá con el tiempo no solo aumenten los diseñadores sociales sino también se otorgue mucha mayor cabida a los poseedores de capacidades diferentes para ser parte de este colectivo profesional, o al menos se los considere colaboradores y consultores valiosos, muchas problemáticas serían solucionadas en forma simple debido al tipo de pensamiento creativo, o pensamiento de diseño que desarrollan por sus continuas luchas, que son a veces muy simples soluciones pero que nadie ni siquiera buscó por falta de necesidad, y de pronto la sociedad les encuentra un valor inesperado.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Vídeo: Engañando al Parkinson con ideas simples.

Hoy no voy a escribir sobre el Parkinson en cuanto a la enfermedad en sí, sino que quisiera mostrarles que cuando el cerebro se afecta y comienza a actuar en forma diferente, podemos engañarlo con ideas y diseños simples y de acuerdo a la necesidad del paciente, logrando mejorar su calidad de vida hasta donde nos sea posible. Una idea simple como bien dice la autora del vídeo, Mileha Soneji, que espero siga trabajando en otras más, puede ayudar en gran manera, y a muy bajo costo.

Lic. Pedro Roberto Casanova. Director Programa Despertar.

Los autistas aman, aunque usted no lo crea.

Parece ilógico ya lo sé, pero algunos profesionales y muchas personas, más de las que uno quisiera, piensan que las personas con autismo no tienen sentimientos y que carecen de la capacidad de amar.

Y sí, aman, sólo que sus formas de mostrar los sentimientos amorosos son diferentes a los que nos enseñaron en nuestros entornos. Carecen de una comunicación directa para transmitirnos su amor, pero por ejemplo no se despegarán de quienes aman y estarán de mejor ánimo si estamos a su lado, y hasta tratarán de imitarnos.

Y con un aprendizaje adecuado y personalizado pueden aprender a demostrar sentimientos, aún en los autismos severos.

Sí, las personas con autismo, sienten, aman, sufren, y todo aquello que consideramos sentimientos pasa por ellos, como por nosotros, que no estemos acostumbrados a comprenderlos, que ellos tampoco lo estén a demostrarlo, los hace diferentes, pero, sí, los autistas son humanos.

Pareciera que fuera muy dura mi forma de exponer, pero crean que a veces lograr que la gente comprenda la diversidad y el mundo autista, escuchando las opiniones desfasadas de tantos, llega a sacar de quicio al más calmo.

 

Sigamos aprendiendo sobre el tema, revisando situaciones pero también viendo como con amor todo es posible, el amor nos iguala, allí lo diferente, despierta a lo humano, y nos llena de una realidad de posibilidades.

 

Lic. Pedro Roberto Casanova.

Globo azul

Intentando comprender el universo autista.

Las personas que cuentan con autismo ven el mundo en una forma distinta al resto, y por ello, interaccionan con el entorno en una forma diferente, es decir interpretan de una manera particular la información visual que reciben.

Diría el doctor Ralph Adolphs: “Se sabe que las personas con TEA tienen dificultades para entender cómo se sienten otras personas o para comprender qué significan sus gestos sociales al mirar sus expresiones faciales o su postura. Esto puede deberse a que se fijan en ello de forma diferente”.

Entonces podríamos decir que si hay una actitud antisocial, comportamientos repetitivos, mala comunicación, o falta de ella, puede que todo se deba a la forma de percibir y de centrar su atención en situaciones concretas.

Si diéramos una serie de fotografías o imágenes a una persona con TEA, que posean diversos elementos en primer plano, y otros en segundo, notaríamos que prestan atención más a los de segundo plano según la perspectiva general. Igualmente, en el caso de imágenes de personas notaríamos que no les atraen los rostros, y se centran en elementos circundantes de la persona que visualizan. Desde ya cuando más profundo es el autismo más se acentúa este estilo de visualización. Y por supuesto puede ser una forma de explicación para las dificultades de socialización: Es difícil entendernos cuando no vemos lo mismo, sumado a la falta de abstracción que poseemos para ver lo diferente.

Si bien este tipo de estudio sirve para lograr un mejor diagnóstico del autismo y sus tipos y subtipos, nos indica que el autismo es mucho más complejo de lo que se pueda creer, y que es necesario saber mucho más para encarar tratamientos que muchas veces pueden resultar negativos. Porque no puede haber un diagnóstico único, simple y directo, se necesita investigar para diseñar tratamientos que sean más precisos en un universo autista demasiado amplio.

Lic. Pedro Roberto Casanova.

Sigamos intentando comprender.

images

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Cada 3 de diciembre de cada año se realiza la celebración de este día, con los fines de entender y de proclamar todas las cuestiones relacionadas con la discapacidad o como prefiero decirlo Capacidades Diferentes. A su vez se intenta dar a conocer los derechos de esta población como los beneficios de su integración en la sociedad en todos los aspectos.

Es en definitiva un día para recordar al mundo, la situación de las personas con capacidades diferentes, y reformular estrategias y planes, para lograr un desarrollo que los tenga en cuenta.

Es notorio y lamentable ver la incomprensión en el tema accesibilidad en muchas partes del mundo; como la generación de leyes que no se llevan a cabo en forma adecuada, quedando todo en la letra escrita y manteniendo muchas barreras de todo tipo en la sociedad.

Se busca, entonces, reafirmar que todas las personas con capacidades diferentes de cualquier tipo, deben gozar de los derechos humanos y libertades fundamentales.

Veamos los principios rectores que se deben tener en cuenta:

  1. El respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones, y la independencia de las personas;
  2. La no discriminación;
  3. La participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad;
  4. El respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad y la condición humanas;
  5. La igualdad de oportunidades;
  6. La accesibilidad;
  7. La igualdad entre el hombre y la mujer;
  8. El respeto a la evolución de las facultades de los niños y las niñas con discapacidad y de su derecho a preservar su identidad.

Resulta muy difícil concientizar sobre este tema, muchas personas escapan a la realidad, no quieren despertar a dos verdades ineludibles:

  1. Todos somos “incapaces” en algún sentido, carecemos de ciertas habilidades que otros poseen.
  2. Todos seremos parte a través de la vida, por enfermedad o por vejez misma parte de un grupo de discapacidad, y tendremos capacidades diferentes al adaptarnos a la nueva situación de vida que nos toque.

Es bueno entonces que aprendamos a reconocer las problemáticas, y que vayamos viendo no por “ellos”, sino por “nosotros”, aunque solo nos anticipemos en el tiempo. Al integrar, nos estamos integrando, al defender derechos e igualdades, nos estamos defendiendo y tratando de mejorar nuestra posición futura en la sociedad, y despertando de la mejor manera.

Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar.

Cuando no vemos lo mismo.

La Asociación para gente con Discapacidades Múltiples Noemí, presentó un experimento, ¿cómo perciben los niños y los adultos la discapacidad?

Y simplemente, pero contundentemente, muestra como con la edad perdemos los “ojos de niño”, nos llenamos de prejuicios y comenzamos a “remarcar las diferencias”.

Un vídeo, una enseñanza, un sentir que a veces crecer y olvidar el niño que teníamos dentro, es una gran pérdida.

Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar.