Leyendo entre signos.

Guía para el fomento de la lectura en personas sordas.
El libro Leyendo entre signos. Guía para el fomento de la lectura en personas sordas es una obra colectiva, concebida, creada y realizada por la Fundación CNSE para la Supresión de las Barreras de Comunicación.
Ilustraciones: Lorenzo López Salcedo.

“De los numerosos calificativos que el hombre se suele autoconceder, quizás sea el de lector el que más le singularice, siempre que por tal habilidad entendamos la capacidad de interpretar símbolos, señales o mensajes. Desde nuestro nacimiento, y sobre todo en la sociedad que nos ha tocado en suerte vivir, recibimos contenidos en cascada que nos llegan a través de numerosos soportes. De algún modo estamos obligados a cumplir nuestro sino como seres humanos, que es el de crecer en todos los órdenes, el modo que nos diferencia del resto de los habitantes de este Planeta Tierra, de ahí que debamos captar el mayor número posible de contenidos y transformarlos en conocimientos, es decir, subjetivizarlos y hacerlos propios.
Esta tarea requiere una acción consciente y crítica, una actitud lectora. Acción que es permanente y requiere duermevela si deseamos enriquecernos del mayor número de posibilidades que se nos brinden por una parte; mas, por otra, esta dinámica se queda exigua si sólo la reducimos a ámbitos individualizados…”

Anuncios

Producción de materiales didácticos para estudiantes con discapacidad visual

Carola Flores y Mara Lis Vilar. Conectar Igualdad. Serie:estrategias en el aula para el modelo 1 a 1

“Hemos emprendido un camino ambicioso: sentar las bases para una escuela secundaria pública inclusiva y de calidad, una escuela que desafíe las diferencias, que profundice los vínculos y que nos permita alcanzar mayor igualdad social y educativa para nuestros jóvenes.
En este contexto, el Programa Conectar Igualdad, creado por decreto del gobierno nacional N.º 459/10, surge como una política destinada a favorecer la inclusión social y educativa a partir de acciones que aseguren el acceso y promuevan el uso de las tic en las escuelas secundarias, en las escuelas de educación especial y entre estudiantes y profesores de los últimos años de los Institutos Superiores de Formación Docente.”…

¿Qué adaptaciones, en la escuela secundaria, para los adolescentes con autismo?

Indudablemente el ingreso a la escuela secundaria, es un tramo muy difícil para un adolescente con autismo por varias razones, a saber: no tienen facilidad para la interacción y comunicación con sus pares o al menos no están tan desarrolladas, poseen una cierta inmadurez social, y suelen tener muy pocos amigos o ninguno. Su apego a la rutina, las dificultades ante los cambios y entornos nuevos se notan mucho más si la transición de un medio a otro se hace en corto plazo. Tienen sus intereses tan definidos que la ansiedad se convierte en una enemiga de gran importancia pudiendo tener presencia de “ataques de pánico”, que a veces suelen ser frecuentes. Comienza a tener problemas con las cuestiones prácticas, habla demasiado y con voz muy alta, hace comentarios improcedentes y toma las normas en forma absolutamente literal y rígida.

Por ello, en esta nueva etapa el tema de la inclusión es fundamental, y se necesitará un período de adaptación en el aula, en las actividades, en toda la Unidad Educativa. Las aulas con material adecuado y algunas estrategias pueden ayudar a la inclusión de estos alumnos en forma mucho más proactiva.

Elementos que facilitan la inclusión efectiva:

1)      Material gráfico, audiovisuales, modelos, dibujos, maquetas, que ayudan a secuenciar los procesos.

2)      Llevar una libreta de apuntes de actividades o agenda escolar.

3)      Dibujar las acciones que intentan corregir las normas establecidas como futura adquisición.

4)      Libros con lenguajes simples y con ilustraciones de los procesos que se tratan.

5)      Cuadernos de actividades que puedan ser escritos, modificados, sobrescritos.

6)      Utilización de mapas conceptuales que ayudan al entendimiento y al repaso de las actividades realizadas como de los conceptos.

Adaptación de los objetivos y contenidos curriculares:

a)      Se tendrá que partir de los que sean útiles en el presente al alumno.

b)      Los que sean de utilidad cotidiana, y se apliquen en lo social en forma inmediata y con más asiduidad.

c)      Los que sean básicos para otros aprendizajes.

d)     Los que favorezcan la atención, percepción, memoria, comprensión, expresión, flexibilidad de pensamiento, simbolización y todos aquellos que propongan autonomía y/o sean socializantes.

Desde ya, no hay mucho que pensar para darse cuenta que la elaboración de programas o currículos especiales en la escuela secundaria que ya estuvieran estipulados desde el sistema sería lo más práctico y efectivo, pero también esto exigiría previamente todo un marco legal claro, explícito, que contemple todos los apoyos y todas las variables, a lo largo de todos los itinerarios educativos a través de la vida de un alumnado con TEA, desde la escuela inicial a la universidad.

Hasta el día de hoy detectar, incluir, integrar está enmarcado en las leyes en forma general, como derecho humano, pero se carece de mucha reglamentación, que sea práctica y de acciones que faciliten en los hechos, lo que en la letra se predica, en cuanto a la inclusión práctica en las escuelas secundarias de todo alumnado con capacidades diferentes.

Pero, siempre hay docentes que se atreven un paso más en su profesión, familias que tienen interés verdadero, y alumnos que buscan de alguna manera su independencia y así con voluntad, acuerdos y por qué no desacuerdos, creatividad y mucho por aprender, se busca la inclusión efectiva.

No deja de ser una manera de despertar a la vida, el intentar todo lo que se pueda en favor de la otredad.

Web Master Programa Piloto Despertar.