Discapacidad Intelectual, una oportunidad de crecimiento familiar

Valentina Contreras Fernández
Fundación Avanzar, Chile
Revista Ibero-americana de Educación vol. 69, núm. 3 (15/11/15), pp. 157-172
Ser padres es una tarea que conlleva un alto nivel de complejidad, pues se requiere de actuaciones en distintos niveles y de manera simultánea, cuyo objetivo es asegurar y promover el desarrollo óptimo de los hijos. Quienes deciden llevar a cabo el rol parental, deben contar con estrategias y habilidades que les permitan desenvolverse como padres, denominándose ese conjunto de aspectos: competencia parental.
En el caso de contar con un integrante con discapacidad intelectual (en adelante DI) en el seno familiar, se puede presumir que dicho factor puede intervenir en aspectos de su dinámica, a lo que cabe preguntarse si dicha intervención es necesariamente negativa o se puede hablar de cambios positivos que contribuyan a una redefinición y reestructuración positiva de la familia. El objetivo del presente estudio es conocer qué aspectos de la competencia parental pueden verse favorecidos en familias que cuentan con un hijo con DI, no desde la presencia de la discapacidad en sí, sino desde las estrategias y actuaciones desarrolladas por los padres frente a dicha situación.

Discapacidad Intelectual: Promoviendo el sentido del humor.

Paredes Gómez, D. y Flores Nieto, A. (2014): “Promoviendo el  sentido del humor en las personas adultas con discapacidad intelectual y del desarrollo”, Revista Española de Discapacidad, 2 (2): 219-231.

Nadie puede dudar que tener sentido del humor, ayudará siempre al bienestar personal y a la salud. Entonces ¿Por qué no utilizarlo?, con materiales visuales y lectura, que sea el común de la población. Adaptando eso sí la edad que se necesite utilizar, en general una edad de entre 11 a 12 años. Se descubrirá así incluso gustos propios, algunos elegirán solo gráficos y otros impresos, o combinados. Tener una discapacidad intelectual no quita que se pueda desarrollar una experiencia de humor, y claro, aumentar la calidad de vida. Que en definitiva es lo que perseguimos todos cada día de nuestra vida.

Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar.

El amor en las personas con discapacidad intelectual.

El amor ha sido un objeto de estudio bastante habitual en las disciplinas humanísticas, las ciencias sociales apenas se interesaron por él hasta finales de la década de 1960. Las investigaciones desarrolladas desde entonces han confirmado la importancia de este fenómeno emocional, que está muy vinculado con la salud, el bienestar y la calidad de vida en general.

¿Cómo perciben el amor las personas con discapacidad intelectual, y cómo son sus relaciones de pareja? Es una pregunta válida y novedosa porque tradicionalmente se ha obviado la dimensión afectivo-sexual de estas personas, llegando incluso a negarla por completo, segregándolas o, incluso, a condenarlas hasta a la esterilización forzosa.

Habría que marcarse algunos puntos a tratar sobre este tema, pero el más importante a mi manera de ver es examinar las relaciones de pareja y las percepciones sobre el amor de personas adultas con discapacidad intelectual; interpretarlos desde el marco teórico de la calidad de vida y tratar de contribuir al conocimiento general tanto de las relaciones amorosas como de la calidad de vida en personas con discapacidad intelectual. Pudiéndose tomar como testeo a personas con un nivel de funcionamiento medio o medio-alto, con pareja, o en su defecto, experiencia o interés en el campo afectivo.

Se carece, lamentablemente de literatura internacional suficiente sobre este tema, es una labor por hacer. ¿Qué responden estas personas según su relación amorosa actual, o cuáles serían sus ideales al respecto? Interesante sería conocer estas respuestas.

Por mi experiencia, preveo que las respuestas dadas, mostrarán una conceptualización del amor de acuerdo a un modelo similar al utilizado por las personas sin discapacidad, quizá con una remarcación en la idealización y la fantasía, por falta de realismo. Sin embargo seguramente relacionarán el amor con interacciones positivas sobre la salud, el bienestar y la calidad de vida.

Desde ya tendrá mucho que ver la autodeterminación que demuestren al respecto y, la menor o mayor intromisión de la familia en la relación, para que esta sea positiva o no.

Y no dudo que cualquier estudio, investigación o testeo que se realice dará como resultado que no es justificable negar a este grupo humano el derecho a disfrutar del amor en forma plena.

Sería interesante, por último, abogar por la inclusión de programas de educación afectivo-sexual, para prevenir los riesgos asociados a la sexualidad.

Sí, sin duda toda una labor, pero sin duda es para poder despertar a la realidad un poco más y dar un gran paso hacia el bienestar emocional, de las personas con capacidades diferentes.

Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova

Director del Programa Piloto Despertar.

images

Información para todos: Aprendizaje personas con discapacidad intelectual.

Producido en el marco del proyecto “Creando caminos hacia la
educación de adultos para personas con discapacidad intelectual”
Publicado por Inclusion Europe en colaboración con la Confederación Españolade Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) con la ayuda del Programa de acción en el ámbito del aprendizaje permanente de la Unión Europea.

¡No escribas para nosotros, sin nosotros!

Enseñar puede ser fácil

Enseñando a profesores de educación de adultos.