Síndrome Asperger Guía Profesorado

Síndrome Asperger Guía Profesorado

De los autores:

“Todos los individuos a quienes se ha diagnosticado el Síndrome de Asperger comparten un conjunto de dificultades fundamentales, a pesar de que todos ellos sean muy diferentes entre sí. En esta guía describimos la naturaleza de estas discapacidades fundamentales, explicamos cómo éstas pueden crear problemas en la escuela y facilitamos sugerencias prácticas para su manejo.
La primera parte de la guía muestra una visión general del Síndrome de Asperger y resalta las tres áreas de discapacidad básicas. En esta sección comentamos también brevemente las respuestas educativas para alumnos con este síndrome. El resto de la guía se divide en seis secciones, tres de ellas corresponden a estas discapacidades básicas y las restantes se dedican a amplias áreas de dificultad experimentadas con frecuencia y presentes en la escuela.”…

Esta guía fue publicada en el año 2002, tan solo fueron 500 ejemplares. Puede que se piense que es una guía fuera de tiempo, y aunque ciertamente se sigue estudiando y publicando, mucho de lo que aquí se escribe sobre el Asperger y el espectro autista en general en cuanto a la educación sigue siendo aplicable.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Despertar.

Anuncios

Docentes que dejan huella…Historias de vida.

Va llegando febrero por Argentina, y aunque me toma atravesando el Atlántico, me gustaría dar una opción de refuerzo a quienes como docentes ya sienten que viene cerca una especie de “sobrecarga” en sus vidas un año más.

En la docencia, suele pasar inadvertida cuanto podemos marcar las vidas de los que en su papel de alumnado nos acompañan, y nada mejor que darnos cuenta no cuán “importantes” somos a nivel soberbio, sino que aunque no lo veamos, dejamos huellas, y estas cuando son positivas, no es que hacen valer la pena de ser de esta profesión en el nivel educativo que sea, simplemente no hay pena posible.

Así espero que nos mentalicemos en buscar estos positivismos gratos, y prepararnos a dejar las mejores huellas posibles, y claro, que también obtengamos lo mismo hermosas huellas en nuestros recuerdos y sentimientos.

Con esta primera entrada en este blog del año, les deseo lo mejor.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Lic. Pedro Roberto Casanova. La educación ante las capacidades diferentes.

La atención a las personas con capacidades diferentes fue cambiando en la historia, hemos dejado atrás la concepción medieval que ni siquiera se planteaba educar a esta población determinada, y hoy se intenta avanzar en la integración educativa, social y laboral.

También la educación de las personas con capacidades diferentes ha pasado por diversas concepciones, desde un modelo puramente terapéutico, o modelo médico, que consideraba que eran “enfermos”, “discapacitados que debían ser rehabilitados” y poco más, hasta el modelo educativo que plantea eliminar el término “discapacitado”, “minusválido”, “enfermo” y pasar a calificar a la persona para que desarrolle otras capacidades mediante la educación. Incluso considera este modelo que el tema no es solo de la persona que lo padece sino de su entorno, en el que se desenvuelve y tiene sus experiencias de vida.

Un modelo inclusivo e integracionista, permite un currículo tan flexible como sea necesario para que todos los alumnos logren objetivos sin hacer grandes adecuaciones, y sí, exige que los educadores aprendan nuevas formas y métodos, esto también implica un cambio en la mentalidad de la escuela y del sistema educativo en sí mismo.

Si uno analiza en general las actitudes que se muestran ante las personas con capacidades diferentes en la escuela, vemos que los alumnos se adaptan, cuidan y hasta admiran a estos alumnos con otras capacidades y más de una vez sienten que son un ejemplo para ellos. Incluso mejora los grados de tolerancia y elimina ciertos grados de agresión que suelen existir.

En cuanto a los docentes suelen mostrar una apertura en general, y aceptan que todas las personas tienen el derecho de estudiar. Algunos, unos cuantos, dicen que faltan medios o recursos, indican con esto que necesitan una guía más profunda para generar formas de trabajo con estudiantes en condiciones diferentes. Les llaman recursos, a ciertos elementos que incluso deberían proceder de su creatividad docente y esto se nota mucho cuando tienen que adecuar los currículos, carecen de la información adecuada y de la metodología incorporada para llevarlos a cabo. Pero, tienen una actitud optimista en la mayoría de los casos en cuanto a las posibilidades de logro que tendrían los alumnos con capacidades diferentes, con ciertas adecuaciones al currículo. Aprender a cambiar como se enseñan las cosas, muchas veces no resulta fácil, muchos ponen voluntad en ello, muchos se quedan en palabras.

No hay una postura clara y definida, hacia la inclusión de personas con capacidades diferentes. Existen muchas actitudes ambivalentes, se muestra positivos discursos hacia la inclusión, pero a la hora de realizar, de asumir compromiso, las respuestas son pobres y en muchos casos nulas. Seguramente falta una educación sobre las capacidades diferentes, bastante importante. Por suerte no falta sensibilidad y los prejuicios van desapareciendo, no está todo perdido entonces, se puede despertar todavía.

Pero, no por ello dejo de escuchar alguno que otro que expresa en otras excusas y justificaciones que: “No se pueden hacer excepciones, tal vez una rampa, algún libro en braille, pero si esta es una escuela normal que no se dedica a gente especial, es esta gente la que tiene que adaptarse y no la institución a esa gente, si tiene algunas condiciones lo logrará”.

Esta forma de pensar, es la que ha alejado a la mayoría de la población con capacidades diferentes de las instituciones, de secundaria, terciarias y universidades.

Falta mucho por hacer, no cabe duda, con las concepciones, con la información, con las instalaciones, con la preparación de docentes, con la capacitación a padres y la comunidad. No solo es cuestión de leyes, sino de revisión práctica de estas, y de llevar a cabo lo que expresan. Algo más que buena voluntad, se necesitan hechos.

Debemos entender que la verdadera discapacidad la configura la comunidad, la sociedad, que intenta superar o no todo obstáculo para cualquiera y para todos sus miembros. Si queremos lograr la terminación de las desigualdades humanas, dejar las barreras mentales y físicas que segregan a personas y terminan con sus derechos y sus ilusiones más de una vez, es condición obligada. Tendremos que aprender a comprometernos y despertar a la realidad, sin vueltas.

Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar

logo_pie

Guía para la educación de los niños afectados de parálisis cerebral grave

Henning Rye y Miriam Donath Skjarten

Unesco, 1990

…”Los cuadernos, que están dirigidos a maestros, padres y trabajadores comunitarios, tienen por objeto estimular el debate sobre los conocimientos básicos, los métodos y las
técnicas relacionados con la educación de minusválidos y ofrecen consejos prácticos para trabajar en este campo.”…

Scratch y Necesidades Educativas Especiales

Carmen López-Escribano
Universidad Complutense de Madrid
carmenle@edu.ucm.es
Rafael Sánchez-Montoya
Universidad de Cádiz
rafael.sanchez.montoya@uca.es
Resumen
Este trabajo tiene como objetivo principal animar a los maestros y educadores a utilizar el lenguaje de programación Scratch en sus clases con alumnos con necesidades educativas especiales. Scratch es un lenguaje visual de fácil uso y de libre distribución que favorece un método de aprendizaje activo y constructivo. Para que los maestros se animen a utilizar este programa exponemos experiencias de uso del programa con niños con diferentes necesidades y estilos de aprendizaje y ofrecemos una lista de recursos para hacer el programa accesible. También proponemos diferentes usos del programa, como es crear proyectos que sirvan para la rehabilitación de dificultades de aprendizaje. Las experiencias de utilizar Scratch con estudiantes con NEE, realizadas hasta la fecha, han sido siempre positivas y motivadoras.

Entender y atender al alumnado con déficit de atención e hiperactividad (tdah) en las aulas.

Autoría: Departamento de Educación del Gobierno de Navarra (Servicio de Igualdad de Oportunidades,
Participación educativa y Atención al Profesorado. CREENA)
© Gobierno de Navarra
Departamento de Educación
Esta guía tiene un doble objetivo:
– Proporcionar al profesorado información sobre la naturaleza del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), de forma que ayude a comprender las características y necesidades educativas específicas que pueden presentar algunos alumnos y alumnas a lo largo de su proceso de aprendizaje.
-Ofrecer una serie de pautas y estrategias que orienten y apoyen al profesorado en la realización de los ajustes metodológicos y de evaluación que propicien el éxito escolar de todo su alumnado.

Colección: Guía de Apoyo Técnico-Pedagógico Necesidades Educativas Especiales

Contiene:
GUIA Introductoria: Respuesta educativa a la diversidad y a las necesidades educativas especiales
GUIA Nº 1: NEE asociadas a Discapacidad Auditiva
GUIA Nº 2: NEE asociadas a Discapacidad Visual
GUIA Nº 3: NEE asociadas a Discapacidad Motora
GUIA Nº 4: NEE asociadas a Problemas de Atención y Concentración
GUIA Nº 5: NEE asociadas a Retraso del Desarrollo y Discapacidad Intelectual
GUIA N° 6: NEE asociadas a Autismo
GUIA Nº 7: Lenguaje y Aprendizaje

Coordinación Nacional de Unidad de Educación Especial
Ministerio de Educación de Chile

La educación de la persona con sordera.

Durante mucho tiempo en la educación de los sordos en el mundo ha predominado el modelo clínico y la manera de ver a la persona que padece de sordera.

En las escuelas para sordos de han desarrollado una diversidad de métodos para la rehabilitación de la función auditiva así como la enseñanza formal del lenguaje oral que la comunidad circundante utiliza, que en nuestro caso sería el castellano.

A la comunidad sorda se le ha negado y hasta evitado su participación en la educación de los sordos y no se ha reconocido la importancia de la lengua de señas en la educación y construcción de la persona sorda.

El deseo de que los sordos hablaran la lengua oral hablada por la mayoría, invadió el espacio educativo y también definió los objetivos a seguir con losniños sordos menores de cinco años, es decir, su atención temprana. La visión clínica de la atención temprana de los niños que son sordos de nacimiento o que adquieren la sordera en la primera infancia, ha traído como consecuencia, que al ingresar al primer grado de su educación formal, los niños sordos no posean dominio de lengua alguna, sea ésta de señas u oral; minimizando así las posibilidades de desempeño escolar exitoso de estos niños y favoreciendo el circulo de bajas expectativas de padres y maestros.
En algunos países de América del Sur se ha realizado una propuesta innovadora para la atención de los menores sordos de cinco años, en la que se parte de la convicción de que los niños que nacen sordos o que adquieren una sordera en la primera infancia, si pueden desarrollar oportunamente y en forma natural el atributo humano del lenguaje, a través de la adquisición temprana de una lengua de fácil acceso sensorial, como lo es la Lengua de Señas, lengua natural, que por sus características de ejecución viso – gestuales, resulta accesible para los niños que no pueden oír.
En todas las experiencias internacionales se encuentra el propósito común de facilitar a los niños el contacto con adultos sordos usuarios de la lengua de señas, para asegurar un entorno lingüístico apropiado, garantizando el ingreso de la señal lingüística al cerebro de los niños durante el llamado “período crítico”.

Hay algunos programas de intervención temprana orientados hacia la lengua oral (castellana) y otros orientados hacia la lengua de señas.

El programa de en un niño sordo orientado hacia la lengua de señas, en general, se fundamenta en las siguientes premisas:

La atención temprana en el caso de la sordera debe ser lingüística.
Los niños sordos deben tener acceso a la construcción lingüística de la misma manera que un niño oyente: inmersos en el llamado “baño de lenguaje”. Para ello se hace necesario un entorno en el que la lengua de señas este presente de manera permanente mediante la participación de usuarios competentes en esta lengua, es decir personas sordas.

Los niños con sordera son vistos solamente como lo que son: niños.

Los niños sordos son niños, que no pueden escuchar. Son cognoscitiva y psicológicamente normales. Por esta razón, deben permanecer en ambientes lúdicos en donde tengan las mismas oportunidades que sus pares oyentes para conocer, ser, compartir y hacer y así convertirse en adultos con buena imagen de sí mismos.

A tener en cuenta sobre la Sordera

  • La lengua primera de los niños sordos es la lengua de señas.
  • Las lenguas de señas permiten a los niños sordos desempeñarse comunicativa y socialmente de una manera eficiente.
  • Los mejores modelos lingüísticos para los niños sordos, son los adultos sordos.
  • Los adultos sordos, hablantes competentes de la lengua de señas e identificados como tales, son considerados los mejores modelos del niño para la adquisición de la lengua, el desarrollo de una identidad social y el fortalecimiento de la autoestima.
  • Los padres de los niños sordos deben ser vistos como padres y como tales deben recibir el apoyo que necesiten.
  • El impacto de tener un niño sordo es sobre la familia. Es la familia de este niño la que debe pasar por un proceso para ajustarse a la nueva situación, por lo que deben recibir apoyo oportuno, información pertinente y atención a sus inquietudes.
  • El programa se desarrolla entorno a tres ejes: La atención integral; el desarrollo lingüístico y comunicativo y la formación de padres y adultos sordos.

Los objetivos de este tipo de programas son:

  • Ofrecer al niño sordo menor de cinco años un entorno lingüístico que favorezca la adquisición temprana la lengua de señas colombiana; brindarles cuidados básicos y promover el desarrollo de las diferentes dimensiones humanas: cognoscitiva, comunicativa, estética, corporal, emocional y social.
  • Brindar atención y apoyo temprano a las necesidades del grupo familiar primario y establecer vínculos de tipo socio – comunicativo entre los padres y sus niños sordos con la comunidad sorda.
  • Desarrollar estrategias de formación permanentes dirigidas a los involucrados: sordos y oyentes que les faciliten ejercer eficientemente sus funciones y los conduzca a una transformación en su concepción de niño sordo.
  • Dentro del programa para la sordera se debe dar especial atención a la formación de los padres de familia con el propósito de: acercarlos a la comunidad sorda y al aprendizaje de la lengua de señas; dar respuesta oportuna a las inquietudes e interrogantes que les surjan sobre diferentes temas concernientes al desarrollo de su hijo y brindar apoyo psicológico cuando ellos así lo soliciten.