Lic. Roberto Horacio Casanova: Desde los Robots concientes de Asimov, hacia los seres vivos de metal

Lic. Roberto Horacio Casanova: Desde los Robots concientes de Asimov, hacia los seres vivos de metal

Hoy un artículo que analiza la psicología del film Transformers, en Ética y Cine, Proyecto de la U.B.A. y la UNESCO, por nuestro Asesor Psicológico. Lic. Roberto Horacio Casanova.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director del Programa Piloto Despertar.

arton3384-e74d4

“La noción de que la vida humana es sagrada

solo porque es vida humana es medieval”
Peter Singer

“- Pero si los dos se portan igual conmigo entonces tanto da que sea un perro de verdad o un perro robot –dijo Jimmy-. ¿Y lo que yo siento? Quiero a Robbut, y eso es lo que importa.
Y el pequeño robot, que nunca se había sentido abrazado con tanta fuerza en toda su existencia, lanzó una serie de ladridos estridentes…, ladridos de pura felicidad.”
Isaac Asimov: El mejor amigo de un muchacho, 1975

Vida: definición, asignación y sentido

En primer lugar, hacer referencia a la saga Transformers, que ya cuenta con su cuarta entrega, la que aquí vengo a discutir respecto a este concepto ya mencionado: la vida (Transformers: la era de la extinción. -Michael Bay / Estados Unidos / 2014- ) Con similar temática, mencionar la recopilación de textos El Robot, colección de cuentos de ciencia ficción de Isaac Asimov, escritos realizados entre los años 1940 y 1976 (También conocido como el Libro de los Robots o Los Robots). Solo me centraré aquí en un cuento, y quizás haya permitido sea el adecuado para que el film impacte de otro modo. El relato El mejor amigo de un muchacho (Asimov, 1975), despliega la relación entre dos protagonistas, un niño llamado Jimmy y lo que el nombra su mascota Robbut, un perro robot. El autor despliega brillantemente una técnica en su relato la cual pone al lector en constante tensión y perplejidad al percibir que entre este niño humano y este robot se crean afectos, emociones, hasta un tipo de lenguaje. El niño se muestra aferrado a Robbut, ya que este en ocasiones había preservado su vida, acompañándolo en juegos y momentos difíciles. Jimmy ha nacido en la Luna, donde habita con su familia y su mascota. En cierta ocasión, sus padres deciden ser los primeros en traer un perro real a dicho lugar. Perplejo Jimmy se muestra descontento ante esta noticia: un perro real. Se planta afirmando que Robbut no es una imitación, es su perro. De nada sirvió que sus padres le expliquen del cerebro positrónico del robot y sus conexiones, Jimmy se muestra certero en su afirmación, en la cual Robbut hace lo que le pide, entendiéndolo, asegurando tiene vida. Destaco nuevamente la brillante técnica del autor del cuento, donde dota de emociones vitales a Robbut, describiendo los gemidos de la mascota al percibir el cambio que sus dueños piensan realizar. Jimmy con el ceño fruncido frente a los argumentos de sus padres expresa:

“- Pero si los dos se portan igual conmigo entonces tanto da que sea un perro de verdad o un perro robot –dijo Jimmy-. ¿Y lo que yo siento? Quiero a Robbut, y eso es lo que importa. Y el pequeño robot, que nunca se había sentido abrazado con tanta fuerza en toda su existencia, lanzó una serie de ladridos estridentes…, ladridos de pura felicidad.”
Isaac Asimov: El mejor amigo de un muchacho, 1975

La enorme obra de Isaac Asimov en torno al mundo de los Robots gira en torno a los conceptos de vida, persona, condición humana, libertad, conciencia y autonomía de elección. Yo Robot, es la plasmación de un ente que adquiere personalidad, autonomía, diferenciándose como único respecto al resto de las cosas del mundo. En el Hombre Bicentenario el autor pone en juego el concepto de mortalidad como condición humana.

Se debe pensar antes sobre la definición del concepto vida. El uso más recurrente proviene de la biología, que sostiene la vida es la capacidad de nacer, crecer, reproducirse y morir. En este sentido, la vida es aquello que distingue hombre, animales y plantas de los objetos y cosas. Existe otra forma de interpretar la vida, vinculada a la capacidad de un ser físico de administrar sus recursos internos para adaptarse a los cambios que se producen en su medio. Pero debemos tener en cuenta que la historia y la cultura han mezclado cuestiones religiosas y científicas en torno a este término, cruzando discursos de poder y control social en su trasfondo. Aquí interesa afirmarse desde una postura ética, no moral, al menos es la intención. De la mano de la comprensión de la vida, viene la problematización del concepto muerte.

Recorrido que Asimov realiza a través de su obra sin igual, y donde se puede intentar observar en el último film de la saga Transformers. En esta entrega a diferencia de las anteriores, estos Robots son denominados por la especie humana como alienígenas – ser vivo que es natural de otro planeta – Progresivamente han dejado de ser artefactos, cosas, objetos de metal, y han ocupado el lugar de seres vivos, con intenciones, motivaciones, lenguaje, capacidad de simbolización, recuerdos, afectos y emociones…hasta de asesinar por venganza. ¿Sera esta la definición de vida que los responsables del film intentan transmitir?

En la trama del film se presenta por primera vez a Optimus Primer (líder de los autobots) que expresa que necesita de los suyos, de los otros para sobrevivir. Hace referencia a la necesidad de la comunidad, de un apoyo de otro que lo sostenga, reconozca, que lo nombre en sus recuerdos. En ocasión, Prime expresa a Cade, otro protagonista del film: “¿Qué es el alma? La llamamos la chispa, contiene nuestra fuerza vital y nuestros recuerdos”.

Toda la trama en medio de explosiones, efectos y escenas de persecuciones, deja traslucir un debate sobre el concepto de la vida, su definición, correcto trato y manejo de la misma. La manipulación del Transformio, elemento base constitutivo de los Transformers, permite crear lo que se desea, poniendo en jaque los límites de la vida (por la especie humana conocida). Joshua, el propietario de la empresa que ha descifrado el modo de controlar este material, investiga y trabaja a partir de los cuerpos de Transformes ya caídos, y le expresa a Prime:

– “Muestren su verdadera naturaleza, son despojos de guerra, metal muerto”
– Optimus Prime responde: “Esos son mis amigos, no son tu propiedad”.
– Joshua: “La tecnología no se puede detener”
– Optimus Primer: “no somos tu tecnología, tenemos sentimientos”
– Joshua: “Yo descifré el código, soy el dueño de su genoma, los podemos construir ya no los necesitamos”
– Optimus Prime: “Eso fue cruel”

Queda desplegado una escena signada por expresiones de emociones, resonancias afectivas, donde el lugar en el cual queda posicionado Prime no satisface su posición narcisista. Queda trastocado su pertenencia y relevancia como ser, sus objetivos, su Yo.

Como se viene pensando hasta aquí, en la trama del film se pone en marcha toda una serie de capítulos que giran en torno a los Derechos a la vida, donde Transformers son secuestrados, privados de su libertad. Esto es así mencionado en el guión, quedando expuesto que solo se le puede quitar la libertad a un ser que alguna vez tuvo autonomía, la vida y la libertad como bien adquirido, derecho del ser. Prime exclama constantemente en distintas escenas “no soy esclavo de nadie, no sigo ordenes de nadie” . No solo defender la libertad y proteger su bien, sino la de los suyos, su especie. Veamos la siguiente escena:

– Cade: ¿Cuándo dijiste que ya no pelearías por los humanos no era enserio o sí?
– Optimus Prime: ¿Cuántos más de mi especie deben ser sacrificados para expiar sus errores?
– Cade: ¿Qué crees que representa ser humano? Cometemos errores…y a veces salen cosas increíbles de esos errores (…) debes tener fe Prime en lo que podemos ser”

En la escena final, Prime lucha con el personaje que busca apresarlo – Lockdown – En plena batalla Prime debe poner en riesgo su existencia -¿vida?- a fin de salvar a Cade. Así lo hace. Luego de vencer en la contienda, el líder de los autobots reafirma esta actitud, como una motivación de su alma.

He aquí el planteo, el recorrido donde se pone en juego el debate ético entre el concepto vida, sus lìmites, sus variables, sus condiciones. Retomando conceptos, define Umberto Galimberti (1992), a la vida como atributo de todos los seres vivos que se presentan como sistemas organizados relativamente autónomos y que, desde el nacimiento, pasan por el crecimiento, la diferenciación y al reproducción, conservando su integridad estructural que se disuelve con la muerte (Galimberti, 1992). Aquí se debe crear la posibilidad de repensar éticamente estos parámetros, focalizando en esta especie que se denomina Robots, y notar que efectivamente en cierto punto temporal nacen, comienzan sus recuerdos vivencias. A su vez, crecen, quizás no desde lo celular ya que no tiene las cualidades propias de las especies que habitan el planeta tierra, pero existe un crecimiento de sus redes de aprendizaje e interaccionales. Se observa si una organización, autonomía de decisión, dirección de comportamientos en base a libertades y comprensión. Y no menos relevante, la intención de conservar su integridad, que de fracasar, finalizan con la extinción de lo que claramente se denomina vida –o chispa vital según su terminología.

Por otro lado, el término bioética tiene un origen etimológico bien conocido: bios–ethos, comúnmente traducido por ética de la vida, donde el autor del termino ha sido un oncólogo holandés, Potter, que intuyendo la influencia que podían tener las variaciones ambientales en la salud del hombre, acuña la palabra con la finalidad de unir mediante esta nueva disciplina dos mundos que en su opinión hasta ese momento habían transitado por caminos distintos: el mundo de los hechos, de la ciencia, y el mundo de los valores, y en particular la ética. Potter comprendía la bioética como Global bioethics, a saber, una ética de la vida entendida en sentido amplio, que comprendiera no sólo los actos del hombre sobre la vida humana, sino también sobre aquella animal y medioambiental. Luego se redujo la bioética a la dimensión médico-sanitaria. es la rama de la ética que se dedica a proveer los principios para la conducta correcta del humano respecto a la vida, tanto de la vida humana como de la vida no humana, así como el ambiente en el que pueden darse condiciones aceptables para la vida (Potter, 1970). Las encerronas y problemáticas que esta área puedan enfrentar, ya se han venido planteando –quizás sin intención- en los primeros relatos de Asimov en la década de 1940, y se plantea en la actualidad en el año 2014 en el film trabajado. La vida, el sentido de la vida, a que se le asigna vida, la mirada del otro que otorga condición de ser vivo, afectos, emociones, memorias, recuerdos, vínculos, sensaciones…¿Que distancia y cuanta cercanía entre Jimmy y Prime, cuando dejan percibir al Otro sobre sus sentimientos, sobre su padecer?

En el film se observa un efecto particularista donde una sociedad ordena e implanta un moral que se atiene a las definiciones de lo que es ser vivo en tal época. Un efecto particularista entendiendo a esto por la pretensión de que un rasgo particular devenga universal (Michel Fariña, 1998). Atravesado esto por intereses económicos, políticos y de poder, la ciencia define y coloca condiciones para conceptualizar vida y muerte; pero que descuida la reflexión ética en torno a la vida y su sentido mismo. Se da como universal ético un grupo códigos y ordenamientos que cierto momento social ha implantado, y que es sostenido por grupos de hombres con poder político que acciona en base a sus conveniencias. La muerte pasa de ser entendida como algo inevitable. Irónico al observarse que estos Robots con los cuales se plantea un conflicto también pueden extinguirse.

Si bien es film trabajado, es una ficción, abre el camino para repreguntarse que es lo que realmente define al concepto de vida, sus límites y alcances, no repetir modelajes rígidos que no respeten la ética de una situación; quizás pensar en un concepto dinámico por sí mismo, que deba estar constantemente evaluándose. Ampliar tratados, y convenciones de Derechos Humanos, para crear algo superador como los Derechos a la Vida en permanente crítica. Queda así un horizonte ético a perseguir y complejizar realidad.

Referencias

ARIEL, A.: “Moral y Ética. Una poética del estilo”. En El estilo y el acto. Buenos Aires: Ediciones Manantial. 1994

GALIMBERTI, U. (1992): Diccionario de Psicología. México: Siglo XXI Editores. 1° Ed. Español, 2012

LAPLANCHE, J., PONTALIS, J.B.: Diccionario de Psicoanalisis. Buenos Aires: Paisods. 2010

MICHEL FARIÑA, J. (1998): “Lo universal – singular”. En Ética: un horizonte en quiebra. Buenos Aires: EUDEBA.

POTTER, V.R. (1970): Bioehtics, the sciencie of survival”, en Perspectives in Biology and Medicine 14 (1970), New York: Prentice – Hal

Fuente Original

Anuncios