La Fibromialgia: la enfermedad negada, a pesar de la Organización Mundial de la Salud. (+ Vídeo.)

Muchos autores han considerado la fibromialgia como un trastorno de somatización, es decir, pacientes que se quejan persistentemente de varios síntomas que no tienen un origen físico identificable. Sin embargo, en los últimos años y tras diversos estudios, esta creencia se está desestimando. La fibromialgia está considerada como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud desde 1992 y, si bien la definición nosológica y su consideración en el ámbito médico no ha estado exenta de controversia, los resultados de las investigaciones indican con bastante consenso que su origen es neurológico, y que el dolor resultaría de desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central.

Entonces, es necesario y obligatorio por los sistemas de salud de todos los países, considerarla como enfermedad crónica, con posibilidades discapacitantes en casos extremos o sin la atención debida. Se deben actualizar leyes, decretos y sistemas de tratamientos como también nomencladores de todos los organismos de salud, no es una exigencia, no es un pedido, es una realidad más a la que hay que despertar, actuando.

Durante años se ha ignorado esta enfermedad, y se han dado muchos diagnósticos equivocados sobre la misma, muy desconocida por muchos facultativos se ha confundido con infinidad de enfermedades con parte de los síntomas de la fibromialgia, muchos pacientes han tenido que vagar por años entre médicos, estudios y tratamientos equivocados, hora de concientizar, y concientizarse sobre la misma.

Si bien la fibromialgia es una enfermedad compleja se puede luchar contra ella, y obtener una vida aceptable, sin hacernos grandes ilusiones, pero tampoco dándonos por perdidos, única actitud asumible ante una enfermedad crónica; dejo aqui un vídeo con testimonios, experiencias y opiniones, es extenso en duración, pero era hora que se tratara un tema como este en forma extensa, y no pasara de largo como tantas veces.

Prof. Lic. Pedro Roberto Casanova

Director Programa Piloto Despertar.

Anuncios

Fibromialgia: Pautas de la Higiene del Sueño

1. No tomar sustancias excitantes como café, té, alcohol, tabaco, etc., especialmente durante la tarde o al final del día.
2. Tomar una cena ligera y esperar una o dos horas para acostarse. No irse a la cama con sensación de hambre. Se puede tomar un vaso de leche caliente (sin chocolate) o una infusión (sin teína) para favorecer la relajación antes de ir a dormir.
3. Realizar ejercicio físico pero evitar hacerlo a última hora del día, ya que activa el organismo.
4. Evitar siestas prolongadas (no más de 20-30 minutos) y nunca por la tarde-noche.
5. Si se está tomando medicación hay que tener en cuenta que algunos medicamentos pueden producir insomnio.
6. Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora. Si no se consigue conciliar el sueño en unos 15 minutos salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño.
7. Evitar la exposición a luz brillante a última hora de la tarde y por la noche si existen problemas para conciliar el sueño.
8. No realizar en la cama tareas que impliquen actividad mental (leer, ver tv, usar ordenador, etc.).
9. Es imprescindible mantener un ambiente adecuado que favorezca y ayude a mantener el sueño. Se debe procurar tener una temperatura adecuada, evitar ruidos, usar colores relajantes, una cama confortable etc. Evitar los ambientes no familiares o no habituales a la hora de dormir.
10. Si es necesario se puede realizar un ritual antes de acostarse que incluya conductas relajantes como escuchar música tranquila, lavarse los dientes, una ducha templada, etc.