¿Es posible la integración del adolescente con capacidades diferentes en la escuela secundaria común?

Frato 81'

La pregunta que escuché por muchos años, y que todavía escucho cada tanto como si fuera una letanía; pero más que nada, como si fuera una total utopía  pensar que esto es y debe ser posible y no puede ser causal de asombro ninguno.

Aún más curioso resulta cuando tus interlocutores suelen ser grandes defensores de derechos humanos, de integración, de inclusión; mas nos encontramos que la escuela humanitaria y humanista pareciera tener un límite trazado arbitrariamente, todo lo humanístico termina cuando hablamos de incluir, integrar y dar la dignidad de los derechos humanos a los dueños de capacidades diferentes, al punto de oír frases como: “pero si ingresa uno, vendrán más”, por ello los derroteros para obtener este tipo de inclusión y lograr escuelas secundarias comunes que no solamente acepten la normativa, sino que comprendan que la realidad social nos invade y se debe adaptarse a ella, no es para nada fácil, en muchos establecimientos dispuestos a hacer muchos esfuerzos de todo tipo, evitan ya sea frontalmente o por medio incluso de ardides, la aceptación de este alumnado.

Más de un establecimiento educativo, ve como una especie de imposición o una forma de intervenir en su autonomía el que se indique la aceptación de este tipo de matrícula, pero olvidan que no le están diciendo ¡no! a una normativa, bastante pobre por cierto, sino a una persona humana que tiene necesidades, deseos, que puja por ser autónoma pero también para relacionarse socialmente, para crecer y formarse ciudadanamente.

Desde ya, la experiencia me lleva a pensar que lo que se procura es que nada cambie dentro de un entorno institucional que se considera seguro, porque lo desconocido, lo diferente, es temido y además obliga al uso de la imaginación, de la creatividad y de dar rienda suelta a la curiosidad con propósito de plantearse nuevos caminos, nuevas formas, dejar de lado lo homogéneo, e internarse en el campo de las inquietudes humanas.  Mantenerse en una falsa seguridad, solo logra quitar libertad y para colmo de males nos deja inmersos en mitos de un mundo perfecto, con una escuela para esa perfección encarnada en “alumnos comunes”.

Una de las cuestiones que siempre se temen es:¿Qué va a suceder cuando un adolescente con capacidades diferentes se encuentre con muchos otros en un grupo común?, y genera esto una tensión, una carga emocional y ansiedad que sorprende. ¿Y qué sucede al fin de cuentas?, pues que para sorpresa de los adultos, los adolescentes se acomodan, adaptan y producen un “encuentro” absoluto. En ciertos sentidos, los prejuicios, las costumbres sistémicas, o las prudencias temerosas, no les caben, y en su libertad, nos muestran, demuestran y enseñan verdaderos caminos de integración.

Y entonces, nada es afectado más allá de lo que era, no hay un orden diferente al que había en los espacios pedagógicos, nadie se ve contaminado de nada como pensaban siglos atrás, y nadie discrimina, es más, comienzan a surgir actitudes colaborativas, solidarias, de igualdad, por sí mismas, no por normativas de convivencia o por dictado de disciplina alguna; lecciones interesantes de ciudadanía pura, directa y concreta, pero sobre todo de humanismo concreto.

Pero, que no se confundan las cuestiones, la inclusión e integración no debe ser realizada por un sentido de sacrificio, bondad, o buena acción, tampoco por una imposición absoluta venida desde el sistema educativo que conlleve a un dejo de resignación, o sea una forma de congraciarse con el poder de turno. No hay que desatender, pero tampoco sobreproteger a nadie, hay que ayudarlo a desarrollarse dentro de sus capacidades, y por lo tanto primero tiene que haber un trato igualitario, lo que implica respeto, sí, pero también apoyar autonomías posibles.

Cierto es también que no todos los adolescentes con estas capacidades diferentes podrán ser integrados a escuelas y grupos comunes, hay como en todo muy diferentes casos, vuelvo a repetir no es una cuestión de imposición, sino de análisis en cuanto a lo que es mejor para el adolescente.

Desde el vamos hay que pensar que al o los docentes también hay que asesorarlos, ayudarlos a entender cuestiones para los que no fueron preparados debidamente, aunque ya saben que no hay salones de clases ideales, ni alumnos homogéneos, necesitan orientaciones para los diversos casos y cuestiones que se le presentan.

Pero, qué sería del educador, y de la educación que no quiera arriesgarse, no quiera irrumpir, no quiera entrometerse en las realidades. Yo desde mi humilde posición aseguro que luego de vencer incertidumbres, confrontaciones y negatividades, nos queda la alegría.

Web Master, Programa Piloto Despertar.

Comienzo de la integración efectiva 2013.

En el día de ayer miércoles 12 de junio, comenzaron las horas de integración efectiva, en nuestro establecimiento de la E.E.S. N° 13, aquí la presencia de la alumna Daniela Brito, “Dani”, y su maestra integradora que la acompaña en esta experiencia.

Esperamos un grato transcurrir del año, a partir de esta jornada.

Integración 1 Dany.

Integración 2 Dany y su maestra

Informe: Integración efectiva.

En el día de hoy, viernes 7 de junio de 2.013 se ha firmado entre la E.E.S. N° 13 y la E.E.E. N° 503, Irregulares Motores y Servicios Domiciliaros, ambas instituciones  de Merlo, Provincia de Buenos Aires, un proyecto de integración.

El proyecto de Integración para alumnos de C.F.I. que lleva a cabo la E.E.E. N° 503, cuenta con el apoyo colaborativo de la Municipalidad de Merlo.

Esta integración efectiva, será supervisada y encuadrada dentro de este Programa Piloto Despertar, como resultante de ser proyecto institucional de la E.E.S. N° 13.

En palabras de la Directora de la E.E.S. N° 13, Profesora Amalia Mabel Massaro: “esperamos sea este el inicio, para lograr la integración de otros alumnos y familias que necesitan continuar en el sistema escolar”.

Desde ya, me sumo a la bienvenida a esta integración efectiva de las capacidades diferentes en la institución secundaria, y espero que sea el principio de un cambio de mentalidad profundo en todos los actores e instituciones para muchos más y mejores logros.
Web Master.