Los alumnos sordos y la lengua escrita. Vídeos y Artículos de opinión y concientización.

Autores: Jesús Alegría y Ana Belén Domínguez; en Revista Latinoamericana de Educación Inclusiva.

…”la educación lingüística de los niños sordos puede plantearse de dos maneras diferentes. La primera es mejorar la percepción del habla en el niño. Una fórmula, que se desarrolla a gran velocidad los últimos años, es la utilización de implantes cocleares. Es evidente que mejorar la percepción del habla en el niño sordo lo acerca de la situación del oyente.”…”Otra fórmula dentro de las opciones estrictamente orales es la Palabra Complementada (PC). Este es un sistema de ayuda a la lectura labial que permite al sordo percibir el habla en tiempo real con toda su información fonológica utilizando recursos puramente visuales”…”la PC genera representaciones fonológicas correctas de las palabras y esto concierne directamente los mecanismos específicos de la lectura, a saber la identificación de las palabras escritas.

La segunda fórmula educativa consiste en renunciar total o parcialmente a la enseñanza de la lengua oral y adoptar como base del desarrollo lingüístico y general del niño sordo la lengua de signos.”…”El papel que puede jugar la lengua de signos en el desarrollo general de los niños sordos, sobre todo a través de su progresiva y reciente incorporación en los procesos de enseñanza-aprendizaje de estos alumnos (modelos bilingües), abre nuevas posibilidades para abordar los problemas de comunicación, interacción y aprendizaje de los niños sordos; ya que, podrán desarrollar un lenguaje completo de forma temprana que les permitirá pensar, planificar, hipotetizar, etc.; a la vez que podrán disponer de una mayor cantidad y variedad de experiencias de interacción y comunicación, con lo que tendrán más posibilidades (que si sólo disponen de lengua oral) para conocer cosas acerca del mundo físico y social. El desarrollo lingüístico de un niño sordo en Lengua de Signos no difiere, en esencia, del desarrollo lingüístico en lengua oral de un niño oyente. Por esta razón la competencia que el niño adquiere en Lengua de Signos puede servir de base lingüística para la adquisición de la lengua escrita. Esta es la idea defendida por algunos autores (Heiling, 1999; Svartholm, 1993) al señalar que la Lengua de Signos facilita el aprendizaje de la lengua escrita como segunda lengua (el llamado modelo sueco).”…

Vídeo opinión sobre el implante coclear y la aceptación oficial del Lenguaje de Señas por un miembro de la comunidad sorda argentina.

Vídeos para concientización de la población con sordera y sus formas de comunicación.

Diccionario . Lengua de Señas Argentina.

Anuncios

Espectro autista vs. Enseñanza ordinaria. Cambio metodológico.

La mayoría de las clases de la enseñanza común u ordinaria tiene lugar a través del lenguaje hablado dirigido a una cantidad importante de alumnos, en estas clases dadas, la función del profesor es orientar, generar nuevas ideas, y explicar y analizar conceptos nuevos, todo ello bajo el lenguaje hablado.

Las investigaciones sobre el espectro autista, dan como resultado, que la presencia de este espectro crea dificultades al alumno que lo posee, en cuanto a su habilidad para aprender con este tipo de método de enseñanza. Por lo tanto es aconsejable cambiar alguna metodología, para obtener mejores respuestas educativas de estos alumnos.

Si bien lo verdaderamente interesante sería adaptar los programas a diversas alteraciones de los alumnos en comunicación y lenguaje, ya sea en lo literal, o en lo pragmático, también los profesores pueden modificar sus propias técnicas de enseñanza en varias formas.

Uno de los principales problemas de alumnos con espectro autista es la concentración, se distraen con cuestiones externas, y les cuesta eliminar las estimulaciones del entorno por más carentes de importancia que estas sean, para mejorar la experiencia entonces, en lo posible hay que organizar materiales y mobiliario.

Sentar al alumno en un lugar principal, donde ocurra la mayor actividad de enseñanza, delante de la clase, o en la parte del aula que esta ocurra; cercano al estímulo contante del docente, para reducir los que produzcan distracción. También es bueno dirigirse directamente al alumno durante la lección para verificar su atención o en caso de que algún compañero haya tomado un rol de tutor, mantenerlo a su lado para que le recuerde volver a la tarea encomendada.

En otros casos algunos alumnos se benefician con un área de trabajo independiente, incluso un pupitre separado, del resto de la estimulación de la clase, se ha llegado a ver el caso de la necesidad de separar esta área con una librería, por ejemplo, como si estuviera en una clase particular. Lo que todos sí necesitan es que los materiales estén organizados y fácilmente disponibles, algo que hay que verificar.

Hay clases donde existe mucho movimiento de bancos o pupitres, esto no es aconsejable para un caso de espectro autista, necesitan de posiciones predictibles, de lugares fijos y familiares para él.

En cuanto al nivel del lenguaje hablado, a veces los alumnos con este espectro, confunden un poco pues poseen un vocabulario avanzado, y lleva a sobrevalorar su entendimiento, es decir su recepción, esta suele estar dañada en cuanto al lenguaje complejo, en mayor o menor grado, para ello lo mejor que puede hacer el profesor es simplificar el lenguaje, usar frases cortas, tener un ritmo más lento, y un vocabulario no muy sofisticado. También es común que haya malas interpretaciones, los alumnos con espectro autista, entienden las cosas literalmente, o en forma muy concreta, así que el uso de ciertas metáforas, o cuestiones explicadas con ironías o sarcasmos, con esa coloquial forma del “doble sentido”, suele provocar un interpretación errónea, y termina siendo cuestión de frustración, lo que provoca una ansiedad excesiva en el alumno, por ello es ideal intentar evitar estos giros del lenguaje. Y en casos obligados, ser muy explicativos.

La mejor forma en que comprende y asimila el alumno con espectro autista no es el lenguaje hablado, sino el escrito o el pictográfico, dado que este tipo de lenguaje le reduce la dependencia a la comprensión costosa del oral, y aprovecha sus habilidades lectoras y sus habilidades visuales. No necesita a su vez con estos lenguajes tanto conocimiento socio-cultural como en lo verbal, y utiliza al máximo su memoria visual que permanece aunque el profesor ya no esté, dado que el lenguaje visual u escrito al contrario que el verbal son estáticos y pueden verificarse constantemente.

Las clases ordinarias, han sido formadas para un grupo de alumnos que se suponen homogéneos, con iguales capacidades, y niveles de comprensión, pero la realidad marca que esto no solo no es así hoy, sino que no lo fue nunca, las particularidades han existido siempre. En la comprensión del hoy educativo, se debe incluir un paso más para accionar sobre la inclusión de las capacidades diferentes, y despertar un poco más.

Lic.Prof. Pedro Roberto Casanova

Director. Programa Piloto Despertar.

Despertar-Proyect.jpg

En la mente…

Un soporte gráfico para el entrenamiento de las habilidades pragmáticas de los niños.
© Marc Monfort / Isabelle Monfort Juárez

“En la mente es un material para trabajar el lenguaje de referencia mental, es decir, la comprensión y la expresión de experiencias y representaciones que ocurren dentro de nuesta mente y la de los demás.”

Prevalencia de las dificultades específicas de aprendizaje: La dislexia en español

Juan E. Jiménez*1, Remedios Guzmán2, Cristina Rodríguez1 y Ceferino Artiles3

1Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, Universidad de La Laguna (España)

2Departamento de Didáctica e Investigación Educativa, Universidad de La Laguna (España)

3Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno Autónomo de Canarias (España)

anales de psicología

2009, vol. 25, nº 1 (junio), 78-85

© Copyright 2009: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia. Murcia (España)

ISSN edición impresa: 0212-9728. ISSN edición web (http://revistas.um.es/analesps): 1695-2294