Sobre niños y niñas con TDAH, pautas para padres.

…”para que mejoren los síntomas de un niño y niña con TDAH, es fundamental el papel de padres y madres, ya que suponen su base emocional y de seguridad, su fuente de autoestima, aceptación y la referencia de los modelos a seguir y son los que, en definitiva, promueven su desarrollo. Su implicación y participación activa en el tratamiento se convierte en imprescindible.”…

CEAPA.
Autoría:
Isabel Bellver Vázquez-Dodero
Ilustraciones:
Isidre Monés
Coordinan:
Jesús María Sánchez Herrero
Nuria Buscató Cancho
Isabel Bellver Vázquez-Dodero

Guía de actuación en la escuela ante el alumno con TDAH

“Esta guía práctica pretende ampliar el conocimiento del profesorado sobre el Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) para que pueda comprender el trastorno y actuar convenientemente. Ser consciente de la enfermedad y de lo que conlleva es un primer paso para que el profesor sea capaz de identificar al alumno con TDAH y facilitarle las herramientas adecuadas para ayudarle a desarrollar sus habilidades académicas de forma óptima.”…

Entender y atender al alumnado con déficit de atención e hiperactividad (tdah) en las aulas.

Autoría: Departamento de Educación del Gobierno de Navarra (Servicio de Igualdad de Oportunidades,
Participación educativa y Atención al Profesorado. CREENA)
© Gobierno de Navarra
Departamento de Educación
Esta guía tiene un doble objetivo:
– Proporcionar al profesorado información sobre la naturaleza del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), de forma que ayude a comprender las características y necesidades educativas específicas que pueden presentar algunos alumnos y alumnas a lo largo de su proceso de aprendizaje.
-Ofrecer una serie de pautas y estrategias que orienten y apoyen al profesorado en la realización de los ajustes metodológicos y de evaluación que propicien el éxito escolar de todo su alumnado.

¿TDAH en la adolescencia? 50 preguntas.

NÉSTOR SZERMAN
Presidente de la Asociación Española de Patología Dual
Psiquiatra Adjunto Consulta de Patología Dual. Hospital Virgen de la Torre. Madrid
© 2008 Draft Editores, S.L.
© 2008 Néstor Szerman
“Durante muchos años, el Trastorno por Déficit de Atención Hiperactividad, conocido entre los clínicos por sus siglas TDAH, resultó ser especialmente conocido y diagnosticado por pediatras, cuando los padres o educadores derivaban a un niño con conductas disruptivas, muy impulsivo e hiperactivo. Este trastorno, tratado o no, se esperaba que continuara hasta la pubertad, período de la vida en el que se suponía remitía espontáneamente.
Durante la última década, la investigación neurobiológica y la experiencia clínica han cambiado radicalmente nuestra comprensión de este trastorno. Ahora sabemos que el trastorno afecta no sólo a niños varones hiperactivos, sino a un sustancial porcentaje de niños, adolescentes y adultos de ambos géneros, probablemente al menos al 5% de la población, muchos de los cuales no son hiperactivos”….

Estadísticas

Guía de Práctica Clínica sobre (TDAH) en Niños y Adolescentes

“Esta GPC es una ayuda a la toma de decisiones en la atención sanitaria. No es de obligado cumplimiento ni sustituye el juicio clínico del personal sanitario. ”
Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Défi cit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en Niños y Adolescentes. Fundació Sant Joan de Déu, coordinador. Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Défi cit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en Niños y Adolescentes. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Agència d´Informació, Avaluació i Qualitat (AIAQS) de Cataluña; 2010. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AATRM Nº 2007/18.

TDAH: hacer visible lo invisible

Libro Blanco (europeo) sobre el trastorno por dé!cit de atención con hiperactividad (TDAH):propuestas políticas para abordar el impacto social, el coste y los resultados a largo plazo en apoyo a los afectados
Susan Young King’s College London, Institute of Psychiatry, Reino Unido
Michael Fitzgerald Trinity College, Dublín, Irlanda
Maarten J Postma University of Groningen, Holanda

TDAH: GUÍA BREVE PARA PROFESORES

Asociación Elisabeth d’Ornano para el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad

¿CÓMO PUEDEN AYUDAR LOS PROFESORES?
1. Detección
2. Modificaciones estructurales en el entorno educativo
3. Implantación de modificaciones en el estilo educativo
adaptándolo a las dificultades específicas de estos niños para
mejorar su aprendizaje y rendimiento

Se demuestra la carga genética asociada al TDAH

El Grupo de Investigación en Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Instituto de Investigación Vall d’Hebron (VHIR) ha participado en el mayor estudio genético internacional realizado hasta ahora en trastornos psiquiátricos, que ha involucrado a más de 300 investigadores y 250 instituciones, liderados por la Universidad de Queensland (Australia). El trabajo, publicado en Nature Genetics, ha analizado las cinco patologías psiquiátricas más frecuentes y con mayor impacto personal y social (esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión mayor, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y autismo) y ha determinado la carga genética de cada una de ellas gracias a la gran muestra de individuos incluidos en el trabajo. Además, uno de los grandes hallazgos del estudio es que también hay una base genética compartida entre algunas de estas patologías.

Miquel Casas, Marta Ribasés, Josep Antoni Ramos-Quiroga, Cristina Sànchez-Mora y Bru CormandLos investigadores que han participado en el estudio. De izquierda a derecha, Miquel Casas, Marta Ribasés, Josep Antoni Ramos-Quiroga y Cristina Sànchez-Mora, investigadores del Grupo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del VHIR. A la derecha, Bru Cormand, del Departamento de Genética de la Universidad de Barcelona (UB) y del Centro de Investigación en Red de Enfermedades Raras (Ciberer).

Los investigadores del VHIR han liderado el equipo español que participa en este estudio y que conforma un grupo consolidado de expertos en trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) integrado en un consorcio internacional: el International Multicentre persistent ADHD Genetics Collaboration (IMpACT). Este grupo, en el que también participan Bru Cormand, del Departamento de Genética de la Universidad de Barcelona (UB) y del Centro de Investigación en Red de Enfermedades Raras (Ciberer), y Mónica Bayés, del Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG-PCB), ha contribuido al estudio con datos genéticos de pacientes con este trastorno e individuos control, recopilados gracias a otro trabajo específico de TDAH realizado en el marco de un proyecto colaborativo de La Marató de TV3 de trastornos psiquiátricos del año 2008.

Un estudio GWAS, único en psiquiatría, que incluye más de 75.000 personas

Este trabajo ha analizado conjuntamente, por primera vez, datos de diferentes estudios de tipo GWAS (de las siglas en inglés de Genome-Wide Association Study) en trastornos psiquiátricos para determinar si hay factores genéticos comunes entre estas patologías. Hasta ahora, los estudios previos en muestras de gemelos o familiares habían determinado que había una gran carga genética en estas patologías en este contexto de parentesco, pero este estudio ha permitido cuantificar directamente la base genética asociada a estos trastornos, y lo ha hecho en una muestra de más de 75.000 individuos. Hay causas genéticas atribuibles a alteraciones cromosómicas u otras variaciones, pero este trabajo ha estudiado la heredabilidad asociada sólo a polimorfismos de un único nucleótido (SNP) de la cadena de ADN, es decir, pequeñas variaciones que consisten únicamente en un cambio fortuito de una única pieza del mapa genético y que son el tipo de alteración más frecuente.

Evidencia de la carga genética asociada a SNP específica y compartida entre los cinco trastornos psiquiátricos estudiadosEvidencia de la carga genética asociada a SNP específica y compartida entre los cinco trastornos psiquiátricos estudiados. Fuente: VHIR.

Gracias a metodologías como el GWAS es posible estudiar millones de SNP de cada individuo y encontrar evidencias de similitudes genéticas entre personas con el mismo trastorno. “Los resultados han evidenciado que los pacientes afectados por patologías psiquiátricas comparten más SNP entre ellos que con el grupo control. Por ejemplo, los pacientes afectados de esquizofrenia, como grupo, comparten más SNP entre ellos que con el grupo control, de forma que en el estudio se ha identificado cuál es la carga genética asociada a SNP en cada uno de los trastornos”, explica Marta Ribasés, del Laboratorio de Psiquiatría Genética del VHIR y del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH). En los pacientes con esquizofrenia la heredabilidad asociada a SNP es del 23 por ciento; en los pacientes con trastorno bipolar, del 25 por ciento; en el caso de la depresión mayor, del 21 por ciento; en el del TDAH, del 28 por ciento; y en el autismo, del 17 por ciento.

La esquizofrenia y la depresión comparten carga genética

En la práctica clínica, en algunos pacientes a menudo cohabita más de un trastorno psiquiátrico. Este hecho había sido muy criticado y atribuido a artefactos de las clasificaciones diagnósticas. Este estudio, además de identificar similitudes genéticas dentro de cada uno de los cinco grandes trastornos psiquiátricos, también ha establecido similitudes genéticas compartidas entre estos trastornos de dos en dos, sobre la base de las combinaciones que se ven más a menudo en las consultas.

Hay una fuerte correlación genética asociada a SNP entre esquizofrenia y bipolaridad, una correlación más moderada entre esquizofrenia y depresión mayor, entre trastorno bipolar y depresión mayor, y entre TDAH y depresión mayor, mientras que la correlación es mucho menor entre esquizofrenia y autismo, y entre TDAH y autismo. Este último resultado ha sorprendido al equipo del VHIR ya que no es el esperado sobre la base de su experiencia clínica. “Estos resultados son contundentes pero no concluyentes”, afirma Josep Antoni Ramos-Quiroga, del Laboratorio de Psiquiatría Genética del VHIR, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH) y coordinador del equipo español. “El TDAH y el autismo son las patologías que presentan menos heredabilidad compartida y, al mismo tiempo, son las dos patologías de las que se ha recopilado una muestra menor. Eso sin duda debe haber afectado a su poder estadístico, por lo que posiblemente los resultados están infravalorados”, añade.

Es muy necesario valorar el hecho de poder trabajar en grandes consorcios internacionales para realizar estudios con el mayor número de muestras posible, sobre todo en los trastornos psiquiátricos, que desde el punto de vista genético son muy heterogéneos. Los resultados apuntan a que algunos síntomas que caracterizan los trastornos mentales tienen factores de riesgo comunes y concluyen que vale la pena sumar esfuerzos para lograr identificar cuáles son exactamente estos SNP en cada una de las patologías.

Estos hallazgos están aún lejos de suponer un beneficio tangible para las personas afectadas por trastornos psiquiátricos en términos de diagnóstico, de pronóstico o de tratamiento, pero sí son importantes en la medida en que ayudan a entender por qué los trastornos se comportan de determinada manera, gracias al potencial de los avances en tecnología genómica. Incluso podrían permitir establecer el riesgo de tener un trastorno cuando ya se tiene otro y, a partir de esta información, poner en marcha medidas preventivas para unos trastornos  responsables de un tercio de las discapacidades a nivel mundial y que pueden causar enormes cargas personales y sociales a pacientes, familia y sociedad.

Fuente: Comunidad TDAH

Sobre TDAH, su diagnóstico y la necesidad de actuación responsable.

En muchas ocasiones al encontrarse frente a un diagnóstico de TDAH, suele nacer popularmente la creencia que es una “dolencia temporal” que con el crecimiento del niño, irán atenuándose hasta desaparecer.

Esto suele retrasar las actuaciones necesarias, y entonces el niño que pasa a joven y luego a adulto, no tiene otro resultado que el agravamiento de ciertas características psíquicas, y así vuelve a hacerse un diagnóstico que ya resulta tardío, y con un cuadro general aumentado y desde ya negativo.

Así, se traten de cualquiera de los síntomas básicos del TDAH, como ser: El déficit de Atención, la impulsividad y/o la hiperactividad, se va demostrando que sus sintomatología se mantiene en el tiempo, principalmente en el Déficit de Atención. Pero en promedio un 45 a 50% de los niños con TDAH, mantienen sus síntomas durante la adolescencia, y pueden persistir en la edad adulta en más de mitad de los adolescentes afectados.

Ante esto, y a pesar de sus capacidades intelectuales, las personas con TDAH, suelen sufrir más accidentes, en la vía pública, en lo laboral y hasta en los momentos de descanso, también acarrean dificultades académicas que los llevan a expulsiones, repeticiones de cursos y hasta el abandono del estudio. Todo esto en su conjunto va compilando una calidad de vida de bajas expectativas personales.

Desde ya que si los niños o jóvenes no son diagnosticados y ayudados en su tiempo y forma, sufren también una serie de acosos, siendo rechazados por sus compañeros, por peculiaridades que no comprenden, y sus comportamientos que pueden ser disruptivos e impulsivos, cayendo en la agresión; o por el “vivir en las nubes”. Así pueden hablar y moverse mucho, interrumpiendo labores de clase o a sus compañeros, y no suelen respetar reglas en forma fácil, así se van minando también las relaciones socio-afectivas, y terminan por convertirse en seres humanos aislados, con escasas amistades, o incluso eligiendo a los pares problemáticos como tales.

Mas también se vuelven más vulnerables, pueden ser atraídos por drogas y alcohol, buscando sensaciones placenteras, alejamientos de realidades, o como una forma de auto-tratamiento porque disparan sus niveles de dopamina, pero, a la vez van aumentando las situaciones conflictivas, decae cualquier adaptación afectiva, familiar, grupal, social, laboral o de ocio. Muchos de los adolescentes que terminan en emergencias de un hospital por intoxicación, cifra cercana al 25% por ciento de estos, presentan sintomatología TDAH, no diagnosticada o no tratada a tiempo, a estos jóvenes les tomará por esta causa, el doble de tiempo el lograr una desintoxicación efectiva.

Si sumamos los problemas que pueden acompañar al TDAH, durante la adolescencia, como ser: ansiedad, depresión; trastornos di-sociales, trastorno negativista desafiante, trastornos de aprendizaje, resulta que son potencialmente sensibles a la utilización de drogas y otros intoxicantes.

Por supuesto, la familia también se ve afectada, tanto de la cual provienen, hasta la que puedan formar; no siendo raro las peleas familiares, o el divorcio y separación de cónyuges, y todo esto vale volver a decirlo, afectará el ámbito laboral, y social, produciendo un círculo vicioso de aislamiento.

Es por ello, que lejos de esperar que el tiempo cure, que las cosas pasen, que los diagnósticos cambien, es mejor realizar un enfoque realista y buscar la actuación de todos los profesionales posibles y necesarios, y tratar de prevenir las circunstancias negativas que puedan acaecer con el tiempo.

En cuanto a la educación, pues es necesario seguir insistiendo que los educadores deben ser preparados en ciertas habilidades académicas que les faciliten a los niños y a los adolescentes poder insertarse en las reglas de una institución educativa: que puedan organizarse y planificar sus tiempos, y a la vez manejarles el ambiente en que se tendrán que movilizar, como ser sentarlos cerca, evitarles la mayor cantidad de estímulos que los distraigan como ventanas, o el fondo de la clase, y sistematizarle ciertas actitudes de estudio.

Lo importante, sigue siendo no temer a la realidad, y despertar a tiempo.

Web Master del Programa Piloto Despertar.