Reforzamiento Visual para la Prevención del Dengue, Chikungunya y Zika

Anuncios

ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN E INTERVENCIÓN DEL “ BURNOUT ” EN EL ÁMBITO EDUCATIVO

Eloísa Guerrero Barona, Jesús Carlos Rubio Jiménez
“…Desde la perspectiva psicosocial, el síndrome de “quemazón” por el trabajo no debe identificarse con el estrés psicológico, sino que ha de entenderse como una respuesta a las fuentes de estrés crónico que surgen de las relaciones entre los usuarios de los servicios asistenciales (pacientes, alumnos, clientes, etc.) y los profesionales que les atienden (médicos, profesores, policías, abogados, etc.), es decir, como un proceso de interacción entre el contexto laboral y las características de la persona (Guerrero, 1999). Hay acuerdo generalizado en que las profesiones más predispuestas a desarrollar el burnout son aquéllas relacionadas con las ocupaciones asistenciales o de ayuda, en las que se tiene contacto frecuente y directo con personas a las que se atiende y ofrece servicio asistencial…”

Prevención de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles y Promoción de Hábitos de Vida Saludables

– Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá, 2007
– Organización Panamericana de la Salud, 2007
Elaborado por la Licda. Elizabeth León, durante su práctica profesional realizada en OPS/OMS en Honduras, bajo la supervisión de la MSc. Adriana Hernández, coordinadora de la Cooperación Técnica del INCAP/OPS en Honduras, y la revisión, validación académica y comunitaria por parte del Dr. Julio Alberto Colindres.

Vigilar y Castigar, Michel Foucault; su relación con las capacidades diferentes.

Título original: Surveiller et punir, Traducción de: Aurelio Garzón del Camino

“Quizá nos dan hoy vergüenza nuestras prisiones. El siglo XIX se sentía orgulloso de las fortalezas que construía en los límites y a veces en el corazón de las ciudades. Le encantaba esta nueva benignidad que remplazaba los patíbulos. Se maravillaba de no castigar ya los cuerpos y de saber corregir en adelante las almas. Aquellos muros, aquellos cerrojos, aquellas celdas figuraban una verdadera empresa de ortopedia social.”…
Del por qué de este post:
Probablemente, parezca que este libro nada tiene que ver con la discapacidad, pero, sin embargo, aparte de que una “prisión” debe ser rehabilitante, a través de la educación, el trabajo, y la comprensión de una mejor vida posible, y que todo un sistema debe estar encausado hacia los fines de una inserción real, concreta, precisa del rehabilitado.
También es cierto que muchos discapacitados intelectuales, o enfermos psiquiátricos, no son declarados como tales, esto se debe a dos causas, una al hecho que no se utilizan los medios de estudios neurológicos para determinar estas problemáticas, y otra porque si se encontraran ciertas discapacidades, serían encerrados en instituciones tal vez de por vida, sin tratamientos adecuados, y mucho menos una inserción a ningún sistema, esto claro parece perfecto como argucia legal, es más probable hoy en día salir de una cárcel común, que de un instituto psiquiátrico o de estilo parecido. Sin embargo, el problema sigue siendo que el sistema no tiene tampoco estos lugares preparados como corresponden para ayudar a los discapacitados, y determinar exactamente los grados de peligrosidad, o de falta de atención médica adecuada durante años. Se produce entonces, un doble problema, la persona no es rehabilitada en realidad, no es atendida como se debe sanitariamente  hablando y su mal se hace peor en un entorno que lo favorece. Y por otro las discapacidades serán obviadas legalmente, pero los enfermos, siguen tal cual están. ¿Por qué entonces este libro? porque es ver como desde el comienzo de las prisiones, se han tapado problemas, que muchas veces nacen en la sociedad misma y en el abandono que va desde el familiar al del Estado, en una cantidad muy importante de personas de las cuales un elevado porcentaje, tienen capacidades diferentes, que fueron obviadas, o no detectadas. Si una sociedad quiere protegerse, es válido, pero si los sistemas sociales, educativos, de salud y estatales de todo tenor, tuvieran mayor atención a la problemática de la discapacidad, seguramente se evitarían muchos males, que lamentablemente terminan en muertes anunciadas, que si se estudiaran los casos, daría que pudieron ser evitadas, con un accionar a tiempo.

Lic. Prof. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.