¿Cuánto T.O.C. tienes?

¿Cuánto T.O.C. tienes?

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad, caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas denominadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada. La quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) de la Asociación de Psiquiatría de los Estados Unidos, publicada en el 2013, ubica al TOC y enfermedades relacionadas con él en un capítulo independiente, rompiendo así con la tradición de incluirlo en el capítulo de los trastornos de ansiedad, como lo hacían las ediciones previas del DSM.

Los síntomas y la importancia que implica el TOC pueden presentarse a cualquier edad, pudiendo producir una importante discapacidad. La OMS lo incluye entre las 20 primeras enfermedades discapacitantes, con una prevalencia del 0,8 % en los adultos y del 0,25 % en niños y adolescentes, y entre las 5 enfermedades psiquiátricas más comunes. Diversos estudios científicos demuestran que los pacientes que sufren un TOC tienen una calidad de vida muy baja, ya que esta condición puede ser mental y físicamente agotadora, y en sí misma ser causa de incapacidad laboral temporal o permanente. Las obsesiones comunes incluyen miedo a contaminarse, miedo de que la persona o los demás están en peligro, necesidad de mantener el orden y la exactitud y dudas excesivas. Las compulsiones más comunes que se realizan en respuesta ritualista a estas obsesiones incluyen lavarse las manos, contar, acumular y arreglar cosas. Lo que conlleva a relaciones difíciles de convivencia.

A partir de esta introducción aclaratoria les dejo algo de lectura al respecto que nos lleva a entender más el diagnóstico y la interacción en la edad escolar, y sus dificultades a través de un estudio de caso.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

El autismo en la escuela, en otro 2 de abril…

El autismo en la escuela, en otro 2 de abril…

Revisando datos en el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Los trastornos del espectro autista son cuatro veces más frecuentes en varones que en mujeres. Están considerados trastornos del neurodesarrollo y si bien existen numerosos estudios acerca de esta problemática, lo cierto es que sus causas aún son desconocidas. Lo que puede afirmarse es que están relacionadas con factores biológicos y no a una alteración del vínculo entre la madre y el hijo, como se postulaba años atrás. Las personas con TEA presentan cuadros clínicos sumamente heterogéneos en sus grados de dificultad y áreas afectadas: el lenguaje (sin habla, palabras sueltas, frases, fluencia verbal), el nivel cognitivo (discapacidad intelectual, inteligencia promedio, inteligencia superior), el perfil sensorial, (los grados de compromiso, de mayor a menor). Por esto mismo, desde 2013 se habla de “espectro autista” lo que incluye a los antes definidos “trastorno generalizado del desarrollo”, “síndrome de Asperger”, “autismo”, “autismo atípico”, y “síndrome desintegrativo infantil”.

1 de cada 68 niños en el mundo sufre un trastorno del espectro autista, de acuerdo al Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, publicado en 2014. Los casos han aumentado un 700% en las últimas dos décadas: hasta hace siete años se calculaba que afectaba a uno de cada 150 niños, mientras que en la década del 70 era de uno por cada 5.000.

Las escuelas han empezado a abrir sus puertas a la inclusión, pero todo es muy incipiente y las familias sufren muchos rechazos hasta encontrar un lugar donde escolarizar a sus hijos. Nuestro sistema educativo está muy poco preparado para esta inclusión y, ante el desconocimiento, niegan la vacante y expulsan a los niños, con argumentos poco académicos. La Ley 27.043, Ley integral de Autismo, aprobada en diciembre de 2015 por el Congreso Nacional. Está en proceso de reglamentación, pero fuertes pugnas de intereses entre los mismos terapeutas que participan de este proceso, de escuelas terapéuticas que deberían complementarse, retrasan su puesta en marcha.

En la Argentina, existen más de 400 mil personas con condición de TEA, cifra que se desprende de un informe de la Red del Espectro Autista (RedEA) que reúne organizaciones de todo el país. Mientras tanto, la Red Espectro Autista Latinoamérica, (REAL), integrada por investigadores de la Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Venezuela y República Dominicana, en un informe publicado en mayo de 2016, establece que más del 50% de los casos encuestados denuncian problemas para recibir el diagnóstico adecuado, se sienten discriminados y encuentran dificultades económicas para afrontar los tratamientos y acompañantes necesarios para la educación de los niños.

El sistema educativo argentino no está preparado para recibir el caudal de alumnos con condiciones del espectro autista que hoy demandan una matrícula. A nivel formal, los docentes no reciben capacitación necesaria para afrontar esta problemática.

Desde 2008, Argentina adhiere a la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad, por lo cual, la educación es un derecho constitucional e inalienable para todos los niños con esa condición. Sin embargo, no es lo que las familias suelen vivir: en una escuela inclusiva, las instalaciones no deben ser muy grandes, la matricula del grado no debe superar los 20 alumnos y, además, hay que tener la suerte de que dicho grado no haya superado el cupo para alumnos integrados. A eso, hay que contar con la predisposición de las autoridades del establecimiento. Es vergonzoso el nivel de prejuicio alrededor de este tema.

Fausto Celave tiene 24 años y es el primer joven con condición autista que asiste a la universidad pública en Argentina. Hasta él, las posibilidades les eran negadas. Las razones son muchas, pero principalmente prevalecía el prejuicio de que no llegarían a lograr su grado académico. Fausto es hoy un técnico electrónico y estudia Diseño Multimedia en la Universidad de la Plata. Todo esto lo logra gracias a un equipo de profesionales que lo acompañan desde siempre y al incondicional apoyo familiar.

El acompañamiento terapéutico es imprescindible en la escolarización y la mayoría de las familias entrevistadas debieron recurrir a recursos de amparos para que las obras sociales y las prepagas le cubrieran la totalidad de los costos.

La inclusión escolar funciona si sus tres sostenes trabajan en común: familia, escuela y profesionales médicos. Debe haber un criterio en común al tratar a un niño con TEA y, principalmente, creer en su recuperación. Aunque un colegio tenga una política inclusiva, si el docente a cargo no trabaja en pos de ello será difícil ver evolución alguna.

A pesar de todo, uno necesita creer que será posible despertar a la realidad y toma fuerzas de los pocos avances reales y persigue todo el resto que queda por lograr.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

 

Sí, yo puedo…

Las sociedades a través de la historia, han percibido de diversas maneras a las personas con capacidades diferentes, y según esta percepción han tratado a las mismas. Desde ya también las leyes fueron cambiando según cada sociedad y su evolución, en muchos lugares los poseedores de capacidades diferentes dejaron de ser “enfermos” que “trababan” el quehacer de la ciudadanía, pero aún falta hacer senda, que camino hay.

Larga fue y es la lucha para evitar las limitaciones, para facilitar la accesibilidad a todo tipo de lugares, e incluso para lograr el “respeto” de las personas llamadas “normales” por los sitios y facilidades destinados a los que poseen una capacidad diferente, además de sobre las personas mismas, dado que persisten abusos, negligencias, y maltratos.

Detrás de cada persona con una capacidad diferente hay vetas escondidas que nos enriquecerían mucho, si es que estamos dispuestos a no negarlos, a verlos, a entenderlos, a encontrarlos y no evitarlos, a olvidarnos del “tú, no puedes” del “ellos, no pueden”. A presentir que cada uno/una nos dice, nos transmite, un “Sí, yo puedo”.

Demos comienzo a un año, con convencimiento de todo lo que podemos lograr, de un lado y del otro, siempre hay que buscar un punto de encuentro.

Les dejo un vídeo de los juegos paralímpicos del 2016 en Río de Janeiro que nos muestra sobre este: Sí, yo puedo.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Día Mundial de la Diabetes: Informe Mundial. 2016

El Día Mundial de la Diabetes, se proclamó en conmemoración del nacimiento de Frederick Grant Banting fue un fisiólogo y endocrinólogo canadiense, descubridor de la insulina junto con John James Rickard Macleod (con quien compartió el Premio Nobel), Charles Herbert Best y James Collip Bertrand.

El punto de inflexiónen su carrera se produjo el 1 de noviembre de 1920, cuando Banting tuvo que dictar una conferencia sobre la función del páncreas en la Universidad de Western. El día anterior había estudiado mucho y su atención se centró en un artículo de Moisés Baron, que trataba sobre el descubrimiento de grupos de células diferentes a las células acinares presentes en el páncreas. Banting tuvo la brillante idea de aislar el producto de esas células (islotes de Langerhans). A través de JR MacLeod, el principal experto en el campo que le proporcionó un laboratorio para la investigación. En septiembre, se trasladó a Toronto, donde comenzó a experimentar con la ayuda de dos asistentes Macleod: Clark Noble y Charles Herbert Best.

El 17 de mayo 1921, comenzó el estudio encabezado por Banting, Best y Macleod. En agosto de 1921 comenzaron a experimentar con perros diabéticos, administrando la insulina obtenida de los islotes de Langerhans. Tras muchas pruebas con dispares resultados, comprobaron que descendían los niveles de azúcar en sangre y orina, y atenuándose los síntomas de la enfermedad. Poco después Collip se encargó de lograr una insulina de pureza superior y la emplearon por vez primera, en un muchacho diabético de catorce años, que mejoró de forma extraordinaria.

En 1923 Banting recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina, junto con Macleod. Dividió su parte con el Best, que, según su punto de vista, se lo merecía más que Macleod. Best, a su vez, dividió su parte con Collip. Banting ganó una gran estima como el primer canadiense en lograr una reputación mundial por su trabajo científico. En 1934 el rey Jorge V lo nombró caballero, convirtiéndose entonces en Sir Frederick Banting.

Sobre la Diabetes:

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce. La insulina, una hormona que regula el azúcar en la sangre, nos aporta la energía necesaria para vivir. Si no puede llegar a las células para convertirse en energía, el azúcar se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles perjudiciales.

1. La epidemia de diabetes está aumentando rápidamente en muchos países, y de manera extraordinaria en los países de ingresos bajos y medianos.

2. Una gran proporción de los casos de diabetes son prevenibles. Algunas medidas simples relacionadas con el modo de vida se han revelado eficaces para prevenir o retrasar la aparición de la diabetes de tipo 2. El mantenimiento del peso normal, la realización de actividad física periódica y una dieta sana pueden reducir el riesgo de diabetes.

3. La diabetes se puede tratar. La diabetes se puede controlar y tratar para prevenir complicaciones. El mayor acceso al diagnóstico, la educación sobre el control personal de la enfermedad y el tratamiento asequible son componentes fundamentales de la respuesta.

4. Los esfuerzos por prevenir y tratar la diabetes serán importantes para alcanzar la meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 consistente en reducir la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles en una tercera parte para 2030. Muchos sectores de la sociedad tienen una importante función que desempeñar, en particular los gobiernos, empleadores, docentes y fabricantes, así como la sociedad civil, el sector privado, los medios informativos y cada uno de nosotros.

Objetivos Necesarios a cumplir:

  • acrecentar la concienciación respecto del aumento de la diabetes y de sus abrumadoras cargas y consecuencias, en particular en los países de ingresos bajos y medianos;
  • impulsar un conjunto de actividades específicas, eficaces y asequibles para hacer frente a la diabetes, con medidas para prevenirla y para diagnosticar, tratar y atender a quienes la padecen.

Por ser diabético, sé de los numerosos inconvenientes que genera esta enfermedad, tanto a nivel personal, como del rendimiento social y laboral que uno desea mantener. Es una enfermedad invisible, y como toda que tiene esta característica no es considerada debidamente, es una enfermedad crónica, sin embargo muchos organismos se niegan a considerarla crónica de por sí, sino a sus consecuencias. Tiene altos costos para ser controlada en cuanto a alimentación y es pobre la cantidad de elementos sin azúcar existentes, porque no es redituable a las empresas, y por lo tanto lo poco que hay, cuesta mucho más que lo que debería. Hay leyes, pero pocas se cumplen como es debido. Sin embargo el aumento de la cantidad de diabéticos es alarmante, y una enfermedad que desde el vamos quita en promedio 10 años de vida, debería ser tomada mucho más seriamente porque terminará por afectar a los países incluso en lo laboral y en la ayuda social que requerirá. Ni hablar de la necesidad de hacer prevención para evitar una conducta que genere la pre diabetes. En mi caso es genética, pero en muchos otros se provoca por una alimentación totalmente inadecuada. Así que habrá que Despertar.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Día Mundial de la Diabetes: Prevención.

bulletin_homepage_diabetes

Cáncer Infantil. Registro Oncológico Pediátrico de Argentina al 2015

Cáncer Infantil. Registro Oncológico Pediátrico de Argentina al 2015

Se registran en Argentina entre 1200 y 1400 casos por año, sin embargo, en estos días, lamentablemente por la enfermedad del hijo de una figura pública, se habla del cáncer infantil, casi como si se descubriera tal situación, tal enfermedad. Se que las personas intentan huir, aun sin quererlo, de las situaciones de enfermedad que padecen otros, supongo que por temor a la muerte, por miedo a enfrentar realidades duras y concretas, claro, también está el que pasa de todo porque sí. Pero, el cáncer una enfermedad que se combate desde hace siglos, se investiga, se intenta cada día más, nos rodea siempre con casos cercanos, con luchas heróicas, con fracasos y con victorias. El cáncer infantil, es aquel que se produce antes de los 15 años, cuanto menor es el niño, mejores posibilidades tiene, por ello es importante el prevenirlo, el detectarlo a tiempo, hay un pronóstico general de un 70% de recuperación total. Una vez más toca despertar a la realidad, para estar listo para el combate, para que no nos tome desprenidos. El conocimiento es un arma poderosa, nos ayuda sobremanera a tener mayores posibilidades de vencer.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director del Programa Piloto Despertar.

“El cáncer es un conjunto de enfermedades con una incidencia muy baja en los niños. El cáncer en pediatría es curable. Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, la posibilidad de sobrevida puede llegar hasta más del 80 por ciento.”

“La distribución de las patologías en Argentina indica que las leucemias constituyen la enfermedad oncológica más frecuente, seguida de los tumores de sistema nervioso central y los linfomas.”

“La distribución por sexo en los niños con cáncer muestra una ligera predominancia para el sexo masculino.”

“Por año se diagnostican en Argentina un promedio de 1290 casos nuevos de cáncer pediátrico, entre 450 y 470 son leucemias de las cuales más de la mitad logran curarse con un tratamiento muy intenso y con requerimientos de instituciones de alta complejidad y profesionales especializados.”

El Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA) registra los pacientes menores de 19 años con nuevo diagnóstico de cáncer desde el año 2000. Funciona bajo la órbita del Instituto Nacional del Cáncer, un organismo dependiente del Ministerio de Salud de la Nación.

Pink ribbon

Pink ribbon

La educación domiciliaria y hospitalaria en el nivel secundario. 2016

La educación domiciliaria y hospitalaria en el nivel secundario. 2016

“En las aulas de las escuelas habrá ocasiones en las que los profesores encuentren vacío el asiento de algún alumno que está atravesando una situación de enfermedad y que por eso no puede asistir regularmente a clase. Es importante no olvidar la responsabilidad individual e institucional ante este joven que, a pesar de no estar allí, sigue siendo un adolescente, alumno de ese curso y de esa escuela.”

Creo que queda todo dicho para marcar la importancia de este cuadernillo.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Ministerio de Educación y Deportes de la Nación
La educación domiciliaria y hospitalaria en el nivel secundario. – 1a ed . – Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ministerio de Educación y Deportes, 2016.

“La obligatoriedad de la escuela secundaria representa la promesa y apuesta histórica de la sociedad argentina, como en otros momentos lo fue la escuela primaria, para la inclusión efectiva en la sociedad y la cultura de todos los adolescentes, jóvenes y adultos”

Actualización: Comunicación Conjunta 4/2016 – 13.10.2016

Las capacidades diferentes vs la construcción social actual.

Las capacidades diferentes vs la construcción social actual.

Uno se suele preguntar a qué nos referimos con el término “capacidad”, tiene claro varias acepciones pero en las que nos interesa en este artículo serían “Cualidad o circunstancia consistente en ser capaz de cierta cosa: Inteligencia es la capacidad de pensar. Resistencia es la capacidad de realizar mucho esfuerzo físico”, implica entonces también, “acción, fuerza, poder, posibilidad, potencia, potencial, virtud.”

Es decir que las capacidades tienen que ver con cualidades positivamente valoradas en lo cultural, ideológico, productivo y hasta legal. Ser capaz de algo o en algo aparece como condición de valoración social, como condición para ser reconocido por el otro. Son cualidades esperables y deseables a nivel general y social, para el ser humano: inteligencia, resiliencia, productivo, potente y virtuoso. Es decir todo se encamina a obtener el “reconocimiento social”. Ahora bien, no todos logran desarrollar sus capacidades en igual forma, ni todos logran hacerlas valer en la sociedad de la misma manera, y entonces nacen “las diferencias” o “lo diferente”.

¿Y por discapacidad? ¿Qué se entiende? En general se entiende como una “incapacidad física o mental, causada por una enfermedad o accidente, o por una lesión congénita.”. También se habla de minusvalía es decir un “detrimento o disminución de valor que sufre una cosa” o se refieren a incapacidad como un “estado de incapaz”: no capaz, falto de aptitud, inepto, inútil. Es decir que existe una disminución de valor, de un poder hacer, de lo esperable socialmente para un ser humano, y conlleva a una marca ideológica/cultural de ineptitud y la marca social de inutilidad en lo productivo.

Lo más notorio es que en nuestro hablar diario no se suele remarcar la palabra “capacitados”, o de “personas capacitadas”, porque se considera que eso es lo “normal”, y es lo valorado, si se habla de “discapacitados” que son “los otros” y se señala una “diferencia” que da origen a una construcción social.

Y es una construcción social en base a lo que se construye a diario en las relaciones sociales, con las decisiones que tomamos, o las actitudes que asumamos, creando un entorno físico, social, cultural e ideológico, en el que estamos integrados. La discapacidad más real se hace presente cuando alguien no puede acceder, cuando queda excluido, de un ambiente generado por convenciones sociales, por el peso de lo habitual, de lo establecido y que se impregna en la construcción de un espacio social, pero no para todos.

Se hace presente cuando, profesionales de la salud se resisten a tratar a personas con discapacidad, porque tienen mal pronóstico, y les resultan frustrantes los esfuerzos, porque de por sí se quedan con el “no sé qué hacer”, si se trata de una persona discapacitada. A los médicos como a otros tantos profesionales se los forma para lo “normal” y la discapacidad los anula, desarma y desmoraliza.

Y estas concepciones llegan, hasta a evitar que alguien con una capacidad diferente pueda obtener una certificación, o una titulación profesional en muchos casos. Como que no reúnen condiciones esperables para insertarse en el mercado productivo. Entonces como que tiene que demostrar que no es un discapacitado, y tiene que destacarse más que los “capacitados” para que no lo vean tan solo como alguien con una discapacidad.

Entonces parece que hablamos de mecanismos discriminatorios insertos en la sociedad en forma natural, pero más bien son prácticas sociales sistematizadas que llevan a la invisibilidad de una parte de la sociedad. Ocurren en forma diaria y hasta en forma inconsciente de parte de quienes lo practican. Cuesta mucho ver la realidad, cuesta más ver la realidad del otro, y en general nos creamos una a la forma convencional, siguiendo la manada. Se heredan esos convencionalismos sociales, y desgraciadamente los hacemos heredar. Y dejemos claro que no se trata si el país que aloje a las sociedades sea desarrollado, en vías de, o no. La realidad es la misma, pareciera que la xenofobia y el tema de la mujer se unen incluso al tema de la discapacidad agravándolo. Una mujer discapacitada la lleva mucho peor que si es un hombre, algo más que duele.

Pero, estamos los que creemos en las Capacidades Diferentes, personas que de primera pueden hacer cosas diferentes, o de manera diferentes. Esto supone una cualidad que diferencia y no tiene que ser para mal, sino que puede ser perfectamente bien lo contrario.

Un ciego con mayor olfato y tacto, un sordo con mejor vista, Down o parálisis cerebral personas con mayor bondad, autistas con capacidad especial para matemáticas, o la lógica, y los que sufren en lo motriz, mayores capacidades mentales. Mecanismos compensatorios podrían llamarlos, situaciones de equilibrio.

Pero no es que no se quiera nombrar la discapacidad existente, sino de observar con cierto positivismo la compensación que se obtiene y buscar incentivarla para bien de la persona y de la sociedad misma. Y entonces, trabajar para las oportunidades, los campos de acción, las salidas laborales posibles, y el reconocimiento del Estado y de la sociedad que insiste en hacerlos invisibles.

No es más, ni menos que una lucha contra sistemas sociales, entornos físicos, servicios, actividades productivas, información, y convencionalismos heredados, para que haya de una vez por todas verdadera igualdad de oportunidades para quienes tienen una discapacidad, sí, pero a su vez son dueños de una capacidad diferente, que muchos no saben captar y prefieren dejarlos en la invisibilidad. Es muy difícil despertar, y más no temerle a la realidad, pero hasta el último de mis días diré que es posible.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Despertar.

«Diseño para todos» en la investigacion social sobre personas con discapacidad

«Diseño para todos» en la investigacion social sobre personas con discapacidad

El diseño social, y el diseño sobre grupos o poblaciones vulnerables, es más que necesario pero, debe conllevar ciertas metodologías sociales para hacerse correctamente, presento un artículo, español, que habla sobre ello, para que sea más fructífero lo que se realice, y también se de impulso a la investigacion social sobre el tema: diseño social y capacidades diferentes.

Lic. Pedro Roberto Casanova. Director Programa Piloto Despertar.

Autores: Mario Toboso-Martín: Instituto de Filosofía-CSIC / Jesús Rogero-García: Universidad Autónoma de Madrid
Los estudios sociales sobre la discapacidad han aumentado en número e importancia en España y otros países durante los últimos años. Sin embargo, la mayoría de fuentes de información y estudios disponibles no recogen de manera adecuada la realidad de un colectivo muy heterogéneo, que supone en la actualidad aproximadamente el 9 por ciento de la población española. La implementación de medidas sociales requiere de fuentes y estudios representativos que aporten información precisa acerca de estas personas. El objetivo de esta nota es identificar las principales difi cultades que se plantean a la hora de diseñar y llevar a la práctica metodologías de investigación social adecuadas hacia las personas con discapacidad, así como ofrecer propuestas y recomendaciones para avanzar hacia una investigación social más inclusiva, mediante los conceptos de accesibilidad y diseño para todos.

El diseño en función social.

El diseño en función social.

Cuando un diseñador con tendencia social, encuentra una necesidad, un grupo vulnerable, o una comunidad que mejorar genera proyectos, estos pueden ser grandes o pequeños, industriales o gráficos. Lo que se necesita es una voluntad de llevar a cabo la función social que tiene el diseño. Les dejo un proyecto que muestra una concreción de lo expresado.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar.

Autores:
Edgardo Castro
Claudia Rosé
Transferencia de un Proyecto Final de la carrera de Diseño Gráfico:
Sistema señalético del Hospital del Niño Jesús de la Ciudad de San Miguel de Tucumán. Universidad Nacional de Cuyo.

“Todo proyecto de diseño persigue un impacto operativo: afectar el conocimiento, las actitudes o las conductas de la gente en una forma dada. Pero además, todo objeto comunicacional o físico colocado en el espacio público ejerce un impacto cultural como efecto lateral. Este impacto cultural afecta la manera en que las personas se relacionan con las cosas y con otras personas, y contribuye a la creación de un consenso cultural. Debemos tratar de comprender este impacto cultural para poder actuar con más responsabilidad en nuestra tarea creativa.”
Jorge Frascara.

 

Reflexiones sobre un diseñador comprometido: Víctor Papanek

Reflexiones sobre un diseñador comprometido: Víctor Papanek

La biografía de Víctor Papanek puede encontrarse facilmente en internet, me parece más interesante hoy pensarlo no solo como un revolucionario del diseño o la figura a tener en cuenta como modelo, sino en su compromiso con ciertos grupos vulnerables, con esa insistencia en un diseño incluyente, que lleva al diseño social y luego a un modelo social. Que se haya detenido a pensar en la discapacidad, en la tercera edad, en las embarazadas, en los niños y más observando y vivenciando sus especificidades no solo es loable como ser humano sino también dota a su profesión de carácter humano y humanista muy notable. Pero mejor os dejo un artículo al respecto, una reflexión que nace de un libro escrito hace 45 años ya, pero que deja mucha enseñanza y sentido común en sus hojas: Diseño para el mundo real: Ecología Humana y Cambio Social., que dicho sea de paso, es un libro muy agradable de leer y casi obligatorio para quienes trabajamos o nos interesamos en las capacidades diferentes.

Lic. Pedro Roberto Casanova, Director Programa Piloto Despertar